Adiós, Madiva

nelsonmandela
Anoche me animé a ver la película “Invictus” de Clint Eastwood en versión original. Intenté prescindir de los subtítulos, pero como mi inglés es un poco limitado los necesité al instante. Menos mal que existe el trabajo de los traductores...¡qué haríamos sin ellos!
Supongo que todos seréis conocedores de la noticia de la semana pasada: Nelson Mandela, ex presidente de la República de Sudáfrica, falleció el pasado jueves a los 95 años de edad.
Fue político y abogado sudafricano. Estuvo preso durante 27 años, recibió el premio Nobel de la Pazen 1993 por su lucha contra el apartheid, que traducido al castellano significa literalmente “separación” y fue elegido democráticamente como presidente de Sudáfrica en 1994, hasta 1999.
Era un LIDER en mayúsculas. No olvidó, ni justificó lo pasado. Tampoco escondía sus sentimientos; simplemente quería lograr un país igualitario y eso no podía conseguirse a través de la violencia. Su objetivo era visionar un país en el que la mayoría de la población (de raza negra) pudieran ejercer el derecho a voto, ocupar cargos empresariales o políticos y que tuvieran los mismos derechos que la minoría blanca que gobernaba el país.
Este liderazgo se consigue a partir de crear ejemplo. Nelson Mandela siguió sus principios; animó a las personas que creían en su palabra, haciéndoles entender que primero debían creer en la capacidad que tendrían ellos mismos para prosperar.
Un verdadero líder debe hacerles creer en su esencia, y solo así podrá cambiar toda una sociedad para unificarla.
Mandela creyó en lo que decía, en su población, en que todos juntos lo lograrían. Así es un verdadero líder, “inspirando a sus seguidores hacia la grandeza”.En el film “Invictus”, se puede visionar este tipo de liderazgo: el presidente de Sudáfrica, lejos de tomar represalias contra los blancos tras la abolición del apartheid, unifica ambas razas a través de su apoyo a los Springboks, el equipo de deporte fetiche de los antiguos dirigentes del país.

2 thoughts on “Adiós, Madiva

Deja un comentario