Cuando hay que realizar un proyecto de traducción, pueden surgir inseguridades en el trabajo. Muchos son los puntos de revisión y control a los que hay que prestar atención, lo que, sobre todo al inicio de la carrera profesional, tienden a hacer que el traductor dude de la calidad de su trabajo y que sufra situaciones de estrés.

La sensación de «no ser lo suficientemente bueno» es muy común. En una industria dominada por la voluntad de entregar trabajos buenos y rigurosos en cuanto a la calidad, es crucial que el traductor se adapte a estos valores, y tener confianza en los resultados puede ayudar a resolver este asunto. Sin embargo, sacarse los exámenes y títulos necesarios también constituye una ventaja. Esto dará al traductor la tranquilidad de sentirse lo suficientemente preparado y cualificado para poder llevar a cabo las tareas encomendadas con precisión y asegurando una buena calidad.

El traductor también se enfrenta al miedo de equivocarse al revisar, interpretar o traducir. Estos errores impactan en gran medida en la calidad del trabajo pero también influye la percepción que el cliente tiene del traductor. Como se ha indicado antes, tener títulos y confiar en uno mismo puede reducir la probabilidad de que surjan estas sensaciones. Por otra parte, pedir que un compañero, un amigo o alguien (nativos del idioma idioma destino, si es posible) revise nuestro trabajo también puede aportar una buena calidad de acabado, ya que su primera impresión y posibles rectificaciones en una primera lectura, seguro podrán mejorar tanto expresiones, como signos de puntuación.

El miedo a que no se pongan en contacto con nosotros para futuros proyectos y oportunidades también está presente. Para un traductor, estar tres días sin tener ni un solo proyecto puede ser una situación estresante. Como traductores, es importante realizar el trabajo lo mejor posible y satisfacer a los clientes, pero también es importante saber cómo conservar a los clientes. De este modo, conseguiremos que se pongan en contacto con nosotros para futuros proyectos o que nos recomienden a sus socios y colaboradores. Y es que, en efecto, el boca a boca es lo más eficaz en esta industria.

 

fuente (imagen): www.bookinoursouls.blogspot.com.es