Carle Magne

Saber otro idioma es como poseer una segunda alma – Carlomagno

Aprender una segunda lengua es mucho más que darle un empujón a tu currículo. Está demostrado que lleva consigo múltiples beneficios sociales, económicos y sociales (mayor inteligencia, memoria y capacidad de concentración). Aquí tienes cinco buenas razones para aprender otro idioma.

1.Salud mental

Una lengua extranjera es todo un laberinto de reglas, estructuras y léxico. Aprender otro idioma significa que tu cerebro tiene que enfrentarse a la complejidad de un nuevo sistema y asumir nuevos patrones. A medida que nuestro cerebro se entrena en los conceptos y la comunicación, nosotros desarrollamos otras habilidades como la resolución de problemas o las capacidades cognitivas. Estudios recientes indican que, además, aprender una lengua extranjera a una edad avanzada retrasa la aparición de demencia o Alzheimer. Esto significa que las personas políglotas cuentan con un cerebro más ejercitado y, por tanto, más rápido a la hora de recordar nombres, direcciones, datos y figuras.

2.Oportunidades laborales

La economía está más globalizada que nunca. Saber una lengua extranjera es importante a la hora de conseguir trabajo, principalmente en las industrias cuyas empresas buscan trasladar sus negocios o expandirlos a otros mercados. Las personas que tienen fluidez en, al menos, dos idiomas (su lengua nativa y un segundo idioma) son mucho más demandadas en el mercado laboral, y en muchas ocasiones ese segundo idioma es clave para ganar en los procesos de selección.

3.Experiencia de viaje

Cuando eres capaz de hablar el idioma de los países que visitas, eres capaz de comunicarte inmediatamente con los nativos y, por tanto, estás mucho más inmerso en la cultura, aprendiendo cosas que cualquier turista no aprendería. A través de las experiencias vividas viajando se abren nuevas puertas a otras culturas. Quien aprende otro idioma puede entender más profunda y ampliamente una cultura o raza determinada. Abrirte a otra cultura te permite ser más flexible y apreciar otras maneras de ver y hacer las cosas. Como resultado, si hablas varios idiomas, tienes como ventaja nuevos puntos estratégicos desde los que observar el mundo.

4.Beneficios cognitivos

También hay estudios que demuestran que los niños que crecen en hogares en los que se hablan dos idiomas (y adquieren un nivel fluido en ambos) tienen mayor habilidad para concentrarse en el colegio. Incluso, parece ser, cuentan con un mejor funcionamiento de su memoria a corto y largo plazo. El cerebro está diseñado para operar de diferentes formas y para desarrollar una amplia variedad de habilidades cognitivas. Los estudios muestran que las ventajas de aprender otro idioma incluyen mejores resultados en exámenes estandarizados de matemáticas, comprensión lectora y vocabulario con respecto a otros estudiantes monolingües. Por tanto, tus habilidades lingüísticas impulsan tus capacidades en tareas de resolución de problemas de forma generalizada. Este es un hecho reconocido a través de los programas de estudio de las escuelas donde el aprendizaje de un segundo idioma es obligatorio.

5.Satisfacción personal

Saber que has logrado dominar una lengua extranjera con éxito es una fuente de seguridad en ti mismo que se proyectará en tus viajes, entrevistas de trabajo e interacciones laborales, especialmente si tus empleados no hablan inglés.

 

Fuente de la imagen