Falsos amigos entre español e italiano

bandera                   Italia

El español es una lengua muy bonita y que encanta a los italianos, pero es muy fácil equivocarse, sobre todo al principio del aprendizaje.

Todos los italianos intentan hablar español poniendo al final de cada palabra italiana la letra “S” y así piensan que hablan español correctamente, pero claro, se trata de una broma.

De todas maneras aprender a hablar español para nosotros los italianos es fácil porque se trata de dos lenguas con el mismo origen latino y que se parecen mucho entre sí. Quizá el mayor problema es precisamente ese: que hay un montón de falsos amigos.

¡Presta mucha atención cuando realizas traducciones del italiano al español!

Situación en un restaurante:

  • En primer lugar cuando entras en un restaurante no puedes decir “estoy muy afamado” para decir que tienes hambre porque el camarero te va a preguntar ¿porque me estas diciendo que eres famoso? Pues tendrías que decir tengo muchísima hambre…¿puedo comer rápidamente?

  • En segundo lugar si estás “cansado” no puedes dirigirte al camarero preguntándole donde podrías sentar porqué estás “stanco”, el te contestará que si quieres encontrar un estanco con todo lo que necesitas (cigarillos, sellos postales) tienes que salir y girar a la derecha. En realidad la frase correcta es: ¿donde puedo sentarme porque estoy muy cansado?

  • Además cuando ha llegado la hora de sentarte en tu mesa (messa=misa) tienes que empezar a elegir lo que quieres comer del menú.

    En Italia y en España el menú tiene una estructura muy parecida:

  1. Antipasto (casi como las tapas en España)

  2. Primo (primer plato, porque en español el primo es el hijo de tus tíos):

    tu puedes comer arroz negro con sepias (que no es el “arrosto” italiano, es una carne y por lo tanto un segundo) y la famosa paella con gambas y caprichos.

    A los italianos les cuesta mucho pronunciar correctamente la palabra paella porque piensan que la doble “l” Española sea un reforzamiento de la “l” mientras que tendrían que pronunciarlo como el grupo de letras italiano “gl”.

    Además ojo a la palabra gamba y caprichos porque en Italia significan pierna y rabietas de los niños y no tienen nada que ver con el pescado.

  3. Segundo:Si tu quieres comer la carne con un poquito de “burro” (mantequilla ) seguramente el camarero entenderá que tu quieres comerte un trozo de carne de burro (el nuestro “asino”).
  4. Postre :No te vas a sorprender si en el menú hay escrito “tarta de manzanas” porqué es simplemente la nuestra torta di mele y no de melanzana (berenjena).
  • Al final de la comida se suele dejar una propina, pero si vas a decir al camarero que querías dejarle una mancia, el cree que el mantel de tu mesa está sucio puesto que tiene una mancha. Recuerda que el mantel se usa para la mesa y la toalla para secarte después de la ducha.

Deja un comentario