Según en instituto “SIL International” (Linguistic Society of America’s summer Linguistics Institute), existen alrededor de 7500 idiomas y dialectos en el mundo (¿conoces la diferencia entre lengua y dialecto? Más info aquí). Este instituto sigue la búsqueda de otros idiomas o dialectos que aún existen, incluso los que están a punto de desaparecer o hablan muy pocas personas en el mundo. Pero ¿por qué existen tantos idiomas en el mundo?  Varias respuestas podrían ser propuestas. Sin embargo, intentaré mezclar lo sobrenatural y la realidad para explicar los orígenes de los idiomas.

Según se presenta en el Génesis, la Leyenda de Babel relata que en una cierta época después del arca de Noé, el hombre quiso alcanzar un nivel de desarrollo considerable. El hombre construyó, gracias a sus conocimientos, una torre ladrillos que llegue hasta el cielo. De esta manera podrían “perpetuar su nombre y no dispersarse por la tierra”. En efecto, el logro de esta torre fue gracias a los conocimientos y enseñanza mutua y a través de los años. A estos conocimientos y enseñanza se lo denomina verdad. Una verdad que está representada por la piedra como símbolo. Es extraño, pero cierto, que la construcción de la torre no fue hecha en piedra, es decir, que no provino del conocimiento superior del hombre.

Todo el mundo hablaba una misma lengua con su mismo vocabulario: La comunicación entre los habitantes de esta ciudad era muy fácil y casi sin esfuerzo. Después de haber emigrado desde el  Oriente (región del conocimiento), se instalaron en la región de Sennar y fue allí donde se dijeron los unos a los otros “¡Vamos! Fabriquemos ladrillos y pongámolos a cocer al fuego”.Usaron los ladrillos en lugar de piedra y el asfalto como mezcla. Poco después se dijeron: “Edifiquemos una ciudad, y también una torre cuya cúspide llegue hasta el cielo, para perpetuar nuestro nombre y no dispersarnos por toda la tierra”.

Tras poco tiempo, Jehová visitó la ciudad y se quedó impresionado del logro del hombre. Dijo:

Si esta es la primera obra que realizan, nada de lo que se propongan hacer les resultará imposible, mientras formen un solo pueblo y todos hablen la misma lengua. Bajemos entonces, y una vez allí, confundamos su lengua, para que ya no se entiendan unos a otros.

De este modo, Jehová dispersó al pueblo por la faz de la tierra. La ciudad, Babel, dejó de ser edificada. No sólo porque él había dispersado a las personas por el mundo, sino también porque confundió el lenguaje de todos y no podían comunicarse fácilmente.

Esta historia es muy sencilla y fácil de recordar. Sin embargo, es ficticia y no pudo suceder en la realidad. Aunque nos ayuda a realmente a saber por qué hay varios idiomas.

En realidad, los idiomas forman parte de familias idiomáticas. Por ejemplo, El español, el francés, el portugués, el italiano y otros dialectos como el gallego o el catalán provienen de la lengua Romance. Romance que viene del latín y significa la lengua de Roma. Por ejemplo “Ti amo” en italiano “je t´aime” en francés o “Te amo” en español o latín. Otro ejemplo, los idiomas germánicos donde el alemán, holandés, y los idiomas escandinavos pertecen a la misma familia.

Ahora bien, podemos remarcar que muchos idiomas pertenecen a una familia común. Podemos imaginar que es un árbol donde las ramas son los derivados de los diferentes idiomas y el tronco la base del idioma. Remontemos, unos siglos antes cuando dichos idiomas eran hablados. Se cree que, en un momento determinado, los idiomas se desviaron o cambiaron debido a la distancia geográfica que separaba unos pueblos de otros, el hablar propio fue evolucionando de formas distintas en cada región. Es difícil determinar cuando sucedió esto ya que no se trata de un momento concreto sino de una evolución a lo largo del tiempo. Una posible respuesta sea a los “acentos” y “entonaciones” que cambian de región en región, dotando de vida propia a una lengua común. Apliquemos un ejemplo muy sencillo, una persona de Escocia de Edimburgo que habla inglés (lengua materna) y puede distinguir perfectamente otro acento del mismo país y que no está tan lejos, como el de Glasgow. O en España una persona de Toledo puede identificar perfectamente el acento andaluz. Es más, entre las diferentes provincias de Andalucía se dan diferencias significativas.

calor andalucia

Cuando el mismo idioma es hablado diferentemente en la misma región se lo denomina dialecto. Se cree que, después de muchos siglos, la forma de hablar se desvió de la “base”. En este caso las personas no podían comunicarse porque no entendían el mismo “dialecto” aunque fuese el mismo idioma. Se cree que con el tiempo y el transcurso de los siglos, los idiomas han evolucionado o se han desviado de una base común para crear diferentes idiomas.

Para finalizar, podemos tener varios tipos de respuestas. En este caso, la sobrenatural nos da respuestas que recordamos muy fácilmente pero que no explican realmente por qué existen varios idiomas. Y la segunda es más realista. Los idiomas han seguido una evolución a lo largo del tiempo en donde han pasado de una base a un dialecto y poco a poco ese dialecto se desvió tanto que se creó un nuevo idioma.

Fuentes:

  • Richard Dawkins (2011). The magic of Reality.Pulling apart: how languages, and species, divide” (61-63).
  • Historia y Geografía: La Torre de Babel