El Problema con Traducir el Teatro Musical

El teatro musical es una de las formas más viejas y populares del entretenimiento en vivo. Hay un seguimiento masivo y es muy popular en ciudades como Nueva York y Londres, donde hay innumerables teatros y muchas obras para ver.

A veces, es necesario traducir un espectáculo, si es para introducirlo a una nueva audiencia o realzar la experiencia de verlo. Ejemplos respectivos son Les Misérables y West Side Story.

Les Misérables (español: Los Miserables)

Les Misérables originalmente era un musical francés, escrito por Alain Boubil et Claude-Michel Schönberg, que se estrenó en 1980 en Paris. Basado en una novela francesa, tuvo éxito y por eso el productor famoso Cameron Mackintosh decidió llevarlo al Reino Unido. Sin embargo, ya que las palabras originales eran en francés, hice falta traducirlas. Claro que la historia y las melodías permanecieron iguales, pero en la traducción fue necesaria cambiar algunas letras.

Un ejemplo es la canción popular en la versión inglés, que se llama I Dreamed a Dream, literalmente traducido Soñé un sueño, (en la versión español de 1992 se tradujo como Soñé con ser otra mujer), en la versión francés es J’avais rêvé d’une autre vie, literalmente Había soñado con otra vida. Muchas de las palabras son diferentes entre la versión francés e inglés, como una línea en francés que habla de “loups” (lobos), en inglés habla de “tigers” (tigres). Quizás las connotaciones son diferentes entre las culturas, o las silabas son mejores para el ritmo de la canción. Sea como sea, hay diferencias durante toda la obra, probablemente debido a una de estas dos razones.

Claramente, mereció el esfuerzo porque actualmente es uno de los musicales más populares de todos los tiempos que ha estado tocando en el West End de Londres por 33 años.

West Side Story (también conocida como Amor sin barreras)

West Side Story es un musical del año 1957 escrito por Stephen Sondheim y Leonard Bernstein. Se escribió en inglés y siempre ha sido muy popular. Es la historia de dos bandas rivales, una americana y la otra puertorriqueña. Para el nuevo montaje de 2008 en Washington DC, decidieron adaptar unos fragmentos de los personajes puertorriqueños en español. El letrista y compositor Lin-Manuel Miranda (escritor puertorriqueño de la obra casi bilingüe In the Heights (En los Altos) en 2008, y ahora una superestrella gracias al éxito increíble de su obra en Broadway Hamilton) tuvo la tarea de realizar estas traducciones.

Un ejemplo de la traducción es la canción Tonight (quintet), la letra “The Jets are gonna have their day” (literalmente “los Jets van a tener su día”) fue traducido como “luchamos para ser la ley”. Es un sentimiento bastante diferente, y hay ejemplos como estos en muchas canciones. En algunos ejemplos es lo mismo; se cambia bastante la significación de la letra.

Esta versión no estaba muy bien recibida, y algunas canciones traducidas regresaron a estar representadas como la versión original. Una producción bilingüe, inclusive siendo interesante no fue bien recibida por mucha gente y a los críticos no les gustó mucho la producción.

Unas veces se gana y otras se pierde

Es claro ver que la traducción del teatro musical es un trabajo muy duro, o con mucho éxito o con nada. Como se puede ver con Les Misérables, si se hace bien, la traducción de una obra de teatro musical puede conducir a uno de los éxitos más grandes de todos los tiempos. Pero, como se puede ver con West Side Story, puede ser un riesgo muy grande también.

¿ Usted quiere aprender más sobre idiomas, traducción o la cultura ? ¡ Visite nuestro blog !

Izzy Mclean