Tasmania es el único estado insular de Australia. Cuenta con el terreno más pequeño del resto de estados y la población más reducida, con apenas 500 000 habitantes. El Estrecho de Bass la separa de la tierra firma australiana y la ha mantenido aislada durante miles de años.

La capital, Hobart, es un lugar amable y dinámico, que recoge todo aquello que hace genial a Australia.  El estilo de vida sencillo y la pasión por las actividades al aire libre hacen de Hobart un sitio maravilloso para visitar y recorrer si buscas algo un poco distinto de la experiencia australiana.

Dentro de Australia, la población de Tasmania se distingue por su lugar de nacimiento y su legado étnico. Tasmania cuenta con la proporción más alta de nacidos en Australia con respecto al resto de estados (casi 9 personas de 10) y la proporción más baja de nacidos en otros sitios del mundo. La mayoría de los residentes son de ascendencia británica. Sin embargo, la inmigración no británica ha aumentado desde finales del siglo XX, aunque este aumento no sea tan pronunciado como en otros estados.



Tasmania cuenta con algunos de los paisajes más bellos y diversos, y no solo con respecto a Australia, sino también al resto del mundo. Aproximadamente el 45% de Tasmania son parques naturales protegidos, por lo que no puedes irte de Tasmania sin hacerles una visita. Hay un parque para cada estación y persona. Aquí descubrirás todo tipo de paisajes espectaculares: desde zonas montañosas esculpidas de glaciares hasta playas solitarias; desde selvas frías y silenciosas hasta flores silvestres alpinas, coloridas y salvajes. Los 19 parques nacionales de Tasmania cuentan con una gran diversidad de hábitats y ecosistemas vírgenes, que albergan plantas y animales únicos (y en muchos casos, de orígenes antiguos) que no se encuentran en ningún otro sitio del mundo.

Cualquiera que visite la frondosa naturaleza de Tasmania se encontrará, con toda probabilidad, animales como canguros, ualabís y otros marsupiales pequeños, zarigüeyas de cola anillada y de pincel y tejones australianos.

Aunque es menos frecuente, también puedes encontrarte con otros animales como ornitorrincos, equidnas, demonios de Tasmania, peramélidos o a un pequeño carnívoro marsupial conocido como «cuol».



Hobart

Fundada en 1804 por el coronel David Collins, Hobart es la segunda ciudad más antigua de Australia. Surgió de la colonia penitenciaria de la isla en Risdon Cove, ocho kilómetros río arriba, fundada en 1803 y abandonada cinco meses después para dar lugar a Hobart. La ciudad cuenta con muchos edificios y distritos históricos muy hermosos, sobre todo en el área que rodea al río. Hay varios ejemplos magníficos de la arquitectura georgiana y victoriana, como Salamanca Place, que cuenta con un conjunto de almacenes que se remontan a la década de 1830. Cerca de Battery Point, los distritos de los antiguos marineros de la ciudad, las calles de Macquarie y Davey Street podemos encontrar más de 60 edificios recogidos por El Consejo de Australia de la Confianza Nacional (ACNT, por sus siglas en inglés).


Fuente de la imagen 1
Fuente de la imagen 2
Fuente de la imagen 3
Fuente de la imagen 4
Fuente de la imagen 5
Fuente de la imagen 6
Fuente de la imagen 7