Interpretación

¿Qué es la interpretación?

Para la gente que no está familiarizada con el trabajo de un intérprete, no hay tanta diferencia entre la interpretación o la traducción. Sin embargo, la diferencia entre la realización de una traducción y una interpretación es a veces enorme. Y no se trata sólo de los conocimientos, sino también de las herramientas del taller de traducción (diccionarios, CAT, etc.). En las traducciones escritas, además de los conocimientos de la lengua, muy importantes son las capacidades de la redacción y edición de un texto. La traducción parece ser más fácil que la interpretación, porque el traductor puede utilizar una variedad de medios – diccionarios, Internet, libros o estudios enciclopedias y los intérpretes no tienen esta posibilidad. Por otra parte, el intérprete no tiene que estar familiarizado con la edición o redacción de los textos.
Existe una opinión bastante popular que dice que  la interpretación no es más que una traducción de un contenido oral palabra por palabra. Si esto fuera cierto, no podríamos entender el sentido de la frase. Los intérpretes deben transmitir al público no tanto las palabras sino la idea.
Las diferencias más importantes entre las traducciones escritas y las interpretaciones (de enlace, las interpretaciones consecutivas y las interpretaciones simultáneas):

timing

1. Tiempo
El intérprete debe traducir todo el contenido durante una conversación, el habla o la discusión. La interpretación puede ser realizada personalmente, pero también por el teléfono, a través de la televisión o el vídeo. En general los traductores de los textos escritos tienen más tiempo para poder elegir las palabras apropiadas, crear un contenido muy preciso y más cercano al original. Pueden usar los materiales útiles como los diccionarios, los glosarios, páginas Web o consultar las dudas con los expertos.
2. La fluidez de la traducción
El intérprete debe conocer el idioma de origen y el idioma de destino de manera perfecta para poder traducir el contenido en directo, en ambas direcciones sin usar los materiales de referencia. Los intérpretes son personas con excelentes calificaciones y su trabajo es muy exigente. Por esta razón, normalmente trabajan en parejas y deben cambiarse cada 20 minutos para no fatigarse demasiado.
Normalmente, un traductor profesional traduce a un solo idioma: a su lengua materna. Por esta razón, no tiene que hablar el idioma del origen con la misma soltura como intérprete. Sin embargo, debe comprender y conocer la cultura del país y sus normas lingüísticas. Este conocimiento puede garantizar traducciones de calidad muy alta.

precisión

3. El nivel de la precisión
La traducción y la interpretación requieren diferentes niveles de precisión. Aunque los intérpretes tratan de ser muy precisos y concretos, no traducen palabra por palabra sino transmiten el sentido y el contexto de la oración. Cuando se trabaja en directo, ocasionalmente se pierde los detalles de los discursos. Por el contrario, traductores antes de empezar su trabajo tienen tiempo para revisar cada palabra. Las traducciones escritas se revisan de forma muy rigurosa en cuanto a la exactitud. De los intérpretes por su parte, se requiere no sólo una excelente orientación en las complejidades de la gramática, sino también las habilidades comunicativas muy desarrolladas.
4. Los matices del lenguaje y la estilística de la lengua
Tanto los intérpretes como los traductores deben ser conscientes de la necesidad de crear metáforas, analogías y expresiones en el idioma de destino, que serán adaptados a la lengua de destino y además comprendidos por el público en totalidad. Los intérpretes también deben prestar mucha atención al tono y la calidad de la modulación de la voz, tanto como a muchos otros aspectos de la lengua hablada.
Las características de un buen intérprete:
– Tiene conocimiento de la lengua tanto en cuanto al idioma de origen y el del destino.
– Expresa las ideas de la manera clara y exacta.
– Tiene el vocabulario extenso y rico en cada uno de los dos idiomas.
– Durante la interpretación consecutiva hace los apuntes de manera muy rápida y precisa.
– Sabe tomar decisiones rápidas porque no tiene tiempo para reflexionar.
¿Qué hay que recordar?
1. Los traductores y los intérpretes son varias personas. Normalmente un traductor no es a la vez un intérprete.
2. Durante la traducción al traductor suele acompañar sólo su ordenador.
3. Los servicios de interpretación se realizan en vivo durante los eventos, por ejemplo en la sala del tribunal en la estación de policía, hospitales o las reuniones del gobierno.
4. Las habilidades necesarias para realizar estos trabajos y las tareas relacionadas con sus deberes a menudo son significativamente diferentes.

Deja un comentario