Si has terminado los estudios, eres un nuevo traductor y estás buscando un trabajo debes saber que tu éxito depende de un factor principal: “cuánta gente te conoce”, actualmente, en la era de la información, la globalización e Internet, las redes sociales son imprescindibles para tener una red de contactos que te permita darte a conocer “como traductor profesional” a nivel mundial. Si no te conocen las probabilidades de que tengas éxito son muy bajas. Tener una página web es la forma más rentable de darte a conocer como nuevo traductor y puede ser muy ventajoso cuando te diriges a un mercado local. La mayoría de los traductores quieren traducir sin preocuparse de cuestiones como el marketing, pero si quieres ser autónomo, no puedes separar estos aspectos de tu trabajo, y esto es algo de lo que debes ser consciente antes de empezar. Estos son algunos pasos que puedes seguir para darte a conocer como nuevo traductor en internet:

  1. Créate a ti mismo (Crea tu “marca”): crea una página web sobre ti. Actualízala cada día y mantenla simple. Piensa con originalidad a la hora de desarrollarla y no copies otras páginas web. Tienes que especificar cuál es tu campo de especialización porque nadie busca a un “traductor general” sino a un “traductor médico”.
  2. Saca provecho de las redes sociales: las redes sociales te dan la oportunidad de mostrar a los demás lo que sabes hacer. Crea una cuenta en Facebook, Twitter y Linkedln y empieza a hacer contactos con empresas, traductores autónomos y busca posibles clientes. Crea un logotipo y envía circulares informativas. Ten estas cuentas solo para la promoción de tu trabajo. También puedes sacar ventaja de portales como Translators Café o Proz donde las empresas publican ofertas de empleo.
  3. Contenido: como en cualquier página web, puedes incrementar tu publicidad en buscadores de internet al aportar contenido constante de calidad y relevante. Cuanto más contenido relevante relacionado con tus habilidades tengas en tu página, más fácil será que los clientes te encuentren. Cuanto más contenido pueda leer un cliente sobre ti, más probabilidades tendrás de que te contrate para el trabajo.
  4. Únete a una asociación de traductores: no hace falta decirlo, en realidad. Ser miembro de una organización de traductores da una sensación de profesionalidad, da a conocer tu nombre y muestra a los clientes seriedad, compromiso con tu profesión, y que puedes hacer un trabajo excelente. No olvides que la gente quiere saber quién eres antes de trabajar contigo así que intenta invertir tiempo en marketing ya desde el principio de tu carrera profesional. Es una inversión que merece la pena y que puede llegar a ser tu mayor aliado si está bien desarrollada.



Fuente de la imagen: www.elartedetraducir.wordpress.com