En siglo XXI saber al menos un idioma es bastante común.

La situación en el mercado ha forzado a los trabajadores a aprender otras lenguas, no sólo las más populares como inglés o alemán pero también las que se usan menos, pero que son igualmente importantes para colaborar con empresas internacionales en varios sectores de la economía. Casi todas las empresas por más pequeñas o más grandes que sean, sobre todo las corporaciones que funcionan en el mercado internacional, buscan tener personal que hable los idiomas que son usuales para sus compañeros de negocios. No sólo los presidentes y los directores están obligados a saber otras lenguas, sino que también nos podemos fijar, al hojear las ofertas de trabajo, que toman en cuenta como requisito el saber algún idioma, y esto también se solicita al personal de menor rango.

¿Entonces, si tenemos un alto nivel de inglés, podríamos encontrar un empleo mas rápido y este trabajo va a tener un mejor salario que el salario de trabajador que no sabe inglés?

Desgraciadamente, no, porque saber un idioma es sólo un requisito de tantos que es importante para los empleadores. Seguro es una ventaja.

Si quieres ser un candidato competente para una empresa deberás tener buen nivel en varios idiomas. La mejor solución es saber inglés y otro idioma que ahora está muy cotizado en el mercado, como húngaro, serbio, checo o finlandés. Los idiomas “exóticos” que conoce poca gente, son valorados para un trabajo con mejor salario y también para trabajar en el extranjero.

En Polonia, por ejemplo, saber español, francés o italiano te da la posibilidad de ganar 30% más que la persona que no sabe ninguna lengua o 15%-20% más que la persona que tiene sólo un alto nivel de inglés.

Tomar los cursos del idioma es una inversión rentable y su coste se puede reintegrar después de un año. Pero cuando decidimos empezar a aprender algún idioma deberíamos pensar no sólo en nivel que queremos lograr, además de perfeccionar idioma pero sobre todo en adecuar el idioma a nuestros propósitos profesionales. Al menos inglés es requerido, y prácticamente siempre a veces nos ayuda saber otras lenguas, como por ejemplo, italiano o húngaro.

Fuente:

http://www.sprachcaffe.com/polski/blog/znajomosc-jezykow-obcych-wysokosc-zarobkow.htm

Escrito por: Jowita Jędras