Confundir los idiomas

confundir_idiomas
Todos conocemos muchos mitos relacionados con el aprendizaje de los idiomas. ¿Quién no ha oído que saber 1000 palabras de un idioma extranjero es suficiente para llevar a cabo una conversación sobre casi cualquier tema? ¿O qué los niños aprenden las lenguas mucho más rápido que los adultos? Siguiendo este paso, otra cuestión que aparece muy a menudo en cuanto a los idiomas se refiere a las similitudes entre ellos.
¿Se puede confundir las lenguas?
A veces cuando aprendemos dos o tres idiomas al mismo tiempo, la gente suele preguntarnos: ¿No confundes uno con otro? Será una exageración decir que sólo el número de idiomas con los que trabajamos a la vez dificulta el aprendizaje, porque todo depende de las similitudes entre ellos. Cuando hablamos el serbio, no solemos poner las palabras o formas gramáticas del inglés. Estas dos lenguas se diferencian mucho entre sí, entonces el riesgo de la confusión parece bastante pequeño. Además, si en este momento nos decidiéramos a aprender el chino o el árabe, tampoco confundiríamos cualquiera de ellos con el inglés. Para entenderlo mejor, pongamos uno ejemplos de otra categoría: ¿Si jugamos al baloncesto tratamos de chutar la pelota en la canasta? ¿O tocamos las teclas del piano de la misma manera que las cuerdas de la guitarra? Seguramente la respuesta será “no”.
¿Cuándo se pueden confundir?
Por otra parte, hay idiomas suficientemente similares entre sí. En este caso sería muy posible confundirse, por los menos en los primeros pasos del aprendizaje. Las lenguas que parecen mucho uno a otra son por ejemplo el ruso y el ucraniano. Las similitudes entre estos dos idiomas a menudo más dificultan que ayudan. Hay que señalar que una persona que habla el ruso y empieza a conocer el ucraniano, desde el principio tendrá algunas facilidades con el segundo. En primer lugar, porque sabe escribir y leer en el alfabeto cirílico, y en segundo, porque tiene un gran vocabulario. También será dispuesta a aprender la conjugación, ya que la mayor parte de las diferencias en este campo depende principalmente de la fonética. Entonces ¿por qué estos idiomas se pueden confundir?
Lo primero que hay que destacar es que el cirílico ruso se diferencia un poco del ucraniano. A la gente a veces le resulta difícil cambiar un alfabeto al otro cuando hablan o escriben. Por otro lado, tenemos una gran cantidad del vocabulario pasivo que entendemos muy bien (especialmente en la forma escrita), pero a menudo nos sale difícil usarlo en práctica. En estos casos solemos dejar el ucraniano detrás y en lugar de las palabras de este idioma ponemos sus equivalentes rusos. Por tercero, cuando los idiomas parecen tan similares, tratamos de hablar más rápido y con fluidez, por lo que sucede que conjugamos los verbos o sustantivos ucranianos en el ruso.
En general, la regla es simple: no se recomienda aprender en el mismo tiempo dos idiomas estrechamente relacionados. Aquí abajo presentamos algunos grupos de lenguas bastante parecidas. A veces es mejor seleccionar primero un idioma del grupo, aprenderlo bien, y después añadir el otro. Así será menos posible confundirse durante el aprendizaje de cada uno.
Los idiomas bastante similares entre sí:
El checo – el eslovaco
El serbio – el croata – el bosnio – el montenegrino
El ruso – el ucraniano – el bielorruso
El búlgaro – el macedonio
El sueco – el noruego (bokmål) – el danés
El holandés – el afrikáans
El español – el portugués
El catalán – el provenzal
El finlandés – el estonio
Además, se suele decir que es mejor no mezclar el aprendizaje del alemán con el holandés y tampoco aprender el italiano y el español al mismo tiempo. En cuanto a las traducciones, los especialistas normalmente dedican a los idiomas la mayoría de su tiempo y están acostumbrados a las dificultades de este tipo, entonces trabajar con dos lenguas parecidas a la vez no debería causarles confusiones.
En resumen, hay grupos de idiomas que pueden traer dificultades si nos decidimos a aprenderlos al mismo tiempo. Aún así, deberíamos tener en cuenta que no es imposible, porque el éxito depende mucho de nuestro esfuerzo y capacidades personales.

2 thoughts on “Confundir los idiomas

Deja un comentario