¿Cómo se traducen los títulos de las películas extranjeras en España?

Casi todo el mundo se ha preguntado alguna vez sobre el motivo de algunas traducciones en títulos de películas. ¿Cuántas veces no nos ha convencido o simplemente hemos soltado alguna carcajada?

Fijémonos por ejemplo en la película “The hangover”, su traducción literal en español sería “La resaca”. En Francia se decidió traducirla por “Very bad trip” y en España por “Resacón en Las Vegas” ¿Por qué eligieron esta traducción? ¿Quién establece la manera de traducir los títulos de las películas?

 

 

 

Fuente imagen 1 

Quienes deciden son los departamentos de marketing de las productoras y las distribuidoras. Ellos eligen de qué forma se van a traducir los títulos originales de las películas, teniendo en cuenta que la traducción está determinada por factores culturales y por el objetivo de captar la atención del público. Para conseguirlo hay diferentes técnicas:

 

  • Metonímica

¿Qué quiere decir esto? Expandir a otros conceptos el significado del título. Como por ejemplo en el caso de la película de “Tiburón” que en inglés tiene como título “Jaws” o sea “Mandíbulas” para referirse metonímicamente al animal protagonista.

 

 

 

Fuente imagen 2

Fuente imagen 3

 

  • Mitigación

Este es el caso de “The dirty dozen”, que significaría “Los doce sucios” pero se optó por “Doce del patíbulo” con lo que se intentó atenuar el significado en la traducción del original.

 

 

Fuente imagen 4

Fuente imagen 5

 

  • Parametrización

Otra práctica más conocida en cuanto a la traducción de títulos es la parametrización. Esta consiste en sustituir un concepto genérico en el título original por uno más específico en castellano.

 

 

Fuente imagen 6

Fuente imagen 7

 

  • Potenciamiento

Posiblemente es la técnica más utilizada y sirve para generar un mayor impacto comunicativo en el público. Se trata de elevar un concepto del título original, exagerándolo. Como en el caso de la película de Quentin Tarantino “Inglorious Basterds” que literalmente correspondería a “Vergonzosos Bastardos” pero se prefirió “Malditos Bastardos”.

 

 

Fuente imagen 8

Fuente imagen 9

Patrizio Quadrini