Cómo mantener una dieta equilibrada

Fuente de la imagen 1

 

Actualmente, mucha gente se preocupa por su peso e intenta hacer lo que puede para perder algunos kilos. Este artículo hablará no sólo de cómo podemos comer más sano, sino también de cómo hacerlo con moderación. Una dieta equilibrada no sólo consiste en consumir productos saludables sino también en hacer ejercicio para que nos sintamos bien con nuestro cuerpo.

Planificar

Una buena idea, si quieres cuidar de tu cuerpo, es planificar todos los platos que quieres comer en una semana. En este sentido, todo está escrito y puedes ver lo que vas a comer. Si localizas un ingrediente o un plato que no te parece sano, lo puedes cambiar por otro. Cuando estés en el supermercado, sólo coge lo que realmente necesites de modo que no compres productos que podrían dañar a tu dieta.

Fuente de la imagen 2

 

Seguir unas recetas

Si no tienes mucha inspiración en la cocina, lo mejor que puedes hacer es buscar algunas recetas en Internet, para leerlas y probarlas en casa. De esta manera, se puede ver lo que está en cada receta. Una buena idea es buscar recetas saludables y fáciles que se puedan cocinar en menos de media hora. La cena no tiene que ser difícil que hacer – un plato simple es salmón con arroz integral y verduras. ¡Mi favorito!

Fuente de la imagen 3

 

No dejar de hacer ejercicio

Para muchas personas, la idea de hacer ejercicio es agobiante. Es verdad que el deporte no es para todos pero lo que algunos olvidan es que hay diferentes formas de ejercitarse. Si el gimnasio no es para ti, una idea sería hacer algunos ejercicios en casa. El Internet hoy en día es fascinante y en Youtube puedes encontrar muchos vídeos que son fáciles de seguir. Dar un paseo por la tarde es también otra idea interesante, especialmente si lo puedes hacer con un amigo. Caminando durante 30 minutos quemas alrededor de 60 a 70 calorías y aún más si lo haces durante una hora. Si te sientes bien después de algunas semanas, podrías comenzar a hacer footing que ayudará a aumentar tu ritmo cardiaco y quemar aún más calorías.

 

Fuente de la imagen 4

 

Mantenerse hidratado

Un montón de gente olvida algo muy importante durante su vida cotidiana. El agua es la bebida más importante para mantenerse hidratado y, sin agua, es posible que durante el día te comiences a sentir un poco mareado. Según el sitio web mejorconsalud.com, “el agua es la principal fuente de energía del cuerpo.” El agua ayuda a eliminar las toxinas (proceso fundamental). Además, te sientes más lleno después de haber bebido agua así que tu cerebro no va a pensar en la comida. Intenta beber por lo menos un litro al día. Además del agua, hay frutas que te pueden hidratar. La sandía es una opción buena porque es 90% agua y tiene un gusto perfecto, especialmente en verano.

 

Fuente de la imagen 5

 

Controla el tamaño de tus porciones

Esto es un factor crucial para mantener una dieta saludable. El tamaño de las porciones debe ser bastante para llenarte pero no demasiado para que sientas que tu estómago vaya a explotar. Hay una frase en inglés que dice “your eyes are bigger than your stomach” que literalmente significa que es más grande el ojo que el estómago cuando se trata de cuánto puedas comer. La mejor opción es intentar hacer siempre una porción correcta pero si no estás seguro puedes dividir por la mitad y guardar una mitad para el día siguiente.

 

Fuente de la imagen 6

 

Toma tu tiempo cuando comas

Algo que mucha gente olvida es de comer despacio. Hoy en día, muchas personas tienen mucha prisa y no tienen tiempo para relajarse y esto hace que coman rápidamente. Lo que muchos no saben es que si comes despacio, puedes evitar que tu estómago se llene muy rápido y además vas a consumir más calorías. Cuanto más despacio comas, más tu metabolismo acelera.

 

Fuente de la imagen 7 

 

Mantener una dieta equilibrada no es tan difícil, ¿eh? Lo único que hay que acordarse son estos objetivos y consejos para sentirte a gusto con tu propio cuerpo.

Isabella Mia Panayiotou