Aprender idiomas con rapidez

Conseguir fluidez en un idioma en siete días es sencillamente imposible. Ni siquiera se puede engañar a alguien y hacerle pensar que somos capaces de mantener largas conversaciones o que pronunciamos correctamente. Lo que sí es posible es aprender lo suficiente como para pedir comida, recibir un mejor servicio y, en ocasiones, incluso para hacer amigos y hablar con los lugareños. A continuación, cómo aprender los básicos de un idioma nuevo en una semana siguiendo cuatro pasos.

PASO 1: Establece tus prioridades

Lo primero que has de hacer es pensar qué es lo más importante en tu viaje. Por ejemplo, si vas a visitar una ciudad con monumentos históricos, deberías echar un vistazo en Internet para localizar y anotar los sitios que te gustaría ver y tenerlos a mano durante tu viaje. Si por el contrario lo que buscas es un destino costero con olas grandes para surfear, deberías apuntar los nombres de las mejores playas.  Lo ideal sería aprenderlos de memoria antes de llegar a tu destino o, al menos, sentirte cómodo diciéndolos en voz alta, dado que son el fundamento de tu viaje.

PASO 2: Aprende a conjugar verbos básicos

Si lo que pretendes es aprender un idioma nuevo en una semana, no pierdas el tiempo comprando libros y CD; aprender de ellos te llevará mucho tiempo además del que te lleve comprarlos, que podrías invertir en practicar. Internet ofrece muchas formas de aprender idiomas en rápidas y prácticas clases en línea. Puedes probar Memrise, una plataforma gratis que te aportará una panorámica general de la pronunciación, las palabras más comunes y verbos básicos del idioma que elijas.

PASO 3: Aprende a pedir comida y a desenvolverte

Sin importar qué hagas, necesitarás desplazarte y tendrás hambre, con lo que tendrás que comer. Aprende a pedir de forma educada, ¿no querrás ser grosero?

Estas son algunas de las frases fundamentales que vas a necesitar. Asegúrate de utilizar:

«¿Podría ponerme…?» o «¿le importaría tomarme nota?».

«Para llevar» o «para tomar aquí».

«Sí, por favor» o «no, gracias».

Memoriza estas otras para las direcciones:

«¿Cómo llego a…?» y «¿a qué distancia está…?».

«Izquierda», «derecha» y «todo recto».

PASO 4: Conversación (muy) básica

Una vez que llegues a tu destino probablemente querrás encajar y hacer amigos. Seguramente no seas capaz de conversar una hora pero, al menos, podrás responder si alguien te dirige la palabra. Igualmente, asegúrate de que conoces las siguientes frases simples:

«Hola», «encantado de conocerle»,  «disculpe», «gracias» y «mi nombre es…».

Otra frase importante es  «¿habla usted español?». Si la respuesta es afirmativa estarías de suerte y podrías volver a hablar tu idioma.

Fuente: http://www.mensjournal.com/

Fuente de la imagen: http://www.miviajeporelmundo.com/