Aprender otro idioma desde pequeño

Los especialistas coinciden en que la enseñanza del segundo idioma ha de comenzar a una edad muy temprana. Así el niño lo interioriza de forma natural.

Todos sabemos perfectamente que el conocimiento de idiomas es algo muy importante para nuestro futuro profesional y también para nuestra formación como personas. Hoy en día, en pleno siglo XXI, nuestros empleadores potenciales ya no exigen solo buena formación y práctica de sus trabajadores: además de esperan que conozcan otros idiomas.

Es por ese motivo que, si queremos darles el mejor futuro profesional, deberíamos enseñar idiomas a los niños desde pequeños.

Existen varias maneras para aprender otros idiomas, pero las más conocidas son dos:

  1. simultánea
  2. secuencial

La manera simultánea es la que podemos observar en los niños que provienen de una familia bilingüe por ejemplo la madre habla a su niño español y el padre le habla en ingles. Así los niños aprenden dos idiomas de forma simultanea. Y la manera secuencial atañe a los niños que empiezan aprender otro idioma cuando ya conocen perfectamente su idioma natal.

Y ahora una pregunta que se hacen todos padres. ¿Cuando deberíamos empezar a enseñar otros idiomas a nuestros hijos? Desgraciadamente no existe una única respuesta. Cada niño es muy diferente en cuanto a su desarollo, y todo depende de su perspectiva individual y de sus propias habilidades comunicativas. Del mismo cada padre debería dar la oportunidad de aprender otros idiomas a sus niños y después debería observar sus reacciones. La regla es muy fácil: si el niño está contento y aprende con facilidad, sin remordimientos lo podemos inscribir en clases de idiomas. Si no, tenemos que esperar hasta que llegue el mejor momento para hacerlo, tal vez más adelante.

Los especialistas dicen que tranquilidad y observación son consejos universales.

 

Escrito por: Jowita Jędras