10 Paisajes de España que no te puedes perder

España es un país maravilloso que visitar y hay muchos lugares increíbles para ver. En este artículo presentaré una lista con los 10 paisajes españoles que debes ver alguna vez en tu vida.

¡ Prepara tus maletas, que nos vamos!

1. Sierra de Tramontana (Palma de Mallorca)

 

La Sierra de Tramontana está localizada en la costa noroeste de Mallorca y está  declarada Patrimonio de la Humanidad en la categoría de paisaje cultural. Esta sierra  destaca por sus caminos, terrazas, paredes y construcciones tradicionales de piedra seca.. En este caso la presencia  humana no ha destruido la naturaleza, si no que   ha conseguido  integrarse con ella y crear un región  excepcional.

La naturaleza de esta sierra es rica en flora y fauna con una gran abundancia de especies endémicas como el sapillo balear de la isla de Mallorca. Además, aquí puedes encontrar picos de  más de 1.000m de altitud, como el Puig Major, y cuevas impresionantes como la Cova de sa Campana de 300 metros de profundidad.

La Sierra de Tramontana es un lugar ideal para hacer senderismo, ciclismo y visitar pueblos encantadores como Dejá y Soller. No  lo confundirás si lo visitas alguna vez en tu vida.

2. El Torcal de Antequera (Málaga)

 

Desde el 18 de julio de 1989, El Torcal de Antequera  se ha calificado como Paraje Nacional y es una zona protegida debido a sus  importantes valores naturales: geomorfología, flora, fauna y paisaje. El  Torcal de Antequera está localizado en la provincia de Málaga y representa uno de los mejores ejemplos de paisaje cárstico dentro de Europa.

Geomorfológicamente,  este paraje comprende cuatro zonas diferenciadas como: Sierra Pelada, Torcal Alto, Torcal Bajo, Tajos y Laderas. Este conjunto está formado por rocas calizas  originadas  del fondo marino durante el periodo jurásico hace casi 150 millones de años.

3. Lagos de Covadonga (Asturias)

 

Lagos de Covadonga son parte de este parque y presentan un conjunto de lagunas glaciares formadas por los lagos Enol, Ercina y otro más pequeño: El Brecial, que solo tiene agua cuando se produce el deshielo en las montañas.

Los Lagos de Covadonga son  un lugar maravilloso dentro del Parque Nacional de los Picos de Europa rodeado de verdes prados y un azul intenso del cielo que permite disfrutar de largas caminatas.

4. Bardenas Reales (Navarra)

 

Bardenas Reales es un parque natural situado al sureste de la comunidad de Navarra. Presenta un paisaje semidesértico de 42 500 hectáreas que  sorprende a mucha gente durante su visita.

En Bardenas Reales, la erosión de los suelos de arcilla, yeso y arenisca ha  dado lugar a diferentes formas, creando un mundo de apariencia casi lunar  y lleno de barrancos, mesetas planas y cerros solitarios.

Además, si lo visitas, encontrarás numerosas rutas señalizadas apropiadas para recorrer a pie, en bicicleta, a caballo o a motor.Hay guías especializadas de este lugar  con las que podrás  descubrir rincones inolvidables.

5. La playa de los Arcos Gigantes (Playa de las Catedrales)

 

La playa de las Catedrales está situada en la costa de la provincia de Lugo (Galicia), también conocida como la Mariña Lucense. La playa se ubica en la formación geomorfológica denominada “Rasa Cantábrica” que comprende desde la localidad de Burela en su extremo occidental hasta San Vicente de la Barquera.

La Rasa Cantábrica  presenta una superficie plana situada entre el mar Cantábrico y estribaciones montañosas, que da lugar a la formación de una playa al pie de acantilado con arenales separados por farallones.

Si quieres visitar esta playa debes tener en cuenta que puedes hacerlo solamente cuando el nivel del mar desciende. Esto te permitirá recorrer los estrechos pasillos entre los acantilados, grietas y cuevas y pasar bajo sus enormes arcos.

6. Parque Nacional de Aigüestortes y Lago de San Mauricio (Lérida)

 

El Parque Nacional de Aigüestortes está situado en las cordilleras de los Pirineos y es uno de los parajes más increíbles y ricos que existen en España. Además, es el único Parque Nacional de Cataluña. El parque está constituido por dos áreas diferenciadas: la zona occidental(Aigüestortes accesible desde el Valle del Boi) y el oriental (Estany de Sant Maurici y Encantats accesible desde Espot).

Hay muchas rutas dentro del parque para recorrer a pie, en bicicleta o en coche. Una de las rutas que puedes  elegir es la del lago de San Mauricio.

La ruta hasta el lago empieza desde el parking del Parque Nacional de Aigüestortes donde tienes que dejar  el coche . El camino pasa por unas pasarelas que atraviesan un bonito bosque y  conducen a un puente que tienes que cruzar.Después, la ruta  pasa por la Ermita de San Mauricio. A pocos metros cerca del santuario  se encuentra el lago. Toda la ruta  está señalizada para evitar perderse .

7. Montañas de Anaga (Tenerife)

 

Las montañas de Anaga se sitúan en la parte nororiental de la isla canaria de Tenerife y Se trata de una pared de montañas  que superan los 950 metros de altitud y alcanzan el Océano Atlántico. Las montañas tienen unos acantilados afilados que caen sobre calas y playas de arena negra donde puedes bañarte con total libertad.

Este parque lleno de montañas verdes, palmeras, bosques , profundos valles,  cientos de senderos y pueblos encantadores  fue declarado Reserva de la Biosfera. Una red de carreteras y un sistema de senderos bien señalizados y habilitados permite la exploración a fondo de este Parque Nacional de más de 14.400 hectáreas.  Merece la pena visitar este lugar.

8. Dunas de Corralejo (Fuerteventura)

Fuerteventura es el lugar ideal para pasar tus vacaciones.  Entre los lugares más visitados se encuentra Corralejo  y su entorno. Corralejo  está situado  al norte de  Fuerteventura y cada año atrae a muchas personas que quieren practicar deportes acuáticos y que quieren disfrutar de la tranquilidad y el paisaje.

Lo más característico de Corralejo son las Dunas de Corralejo, un espacio declarado Parque Nacional por el Gobierno de Canarias  El Parque Natural de Dunas de Corralejo  recoge un campo de arenas de origen marino que proviene de la desintegración y pulverización de conchas, moluscos y de otros organismos.

9.Las Médulas (León)

Las Médulas es un fantástico paisaje que se sitúa al noroeste de los Montes Aquillanos junto al valle del río Sil. Es un resultado de las explotaciones auríferas romanas y está declarado Patrimonio Mundial por la UNESCO .

Estas formaciones  poseen unas colinas rojizas llenas de verde  por la vegetación que se han formado tras el corrimiento de tierras que hicieron los romanos  para extraer el oro. Este fenómeno arqueológico fue la mayor mina a cielo abierto de todo el Imperio y nos ha dejado, siglos después, uno de los paisajes más inquietantes y hermosos de toda la Península.

Además, puedes visitar el aula arqueológica donde encontrarás más información sobre la extracción del oro y  sobre la manera en la que esta mina cambió el paisaje y la vida de las poblaciones cercanas.

10. Mallos de Riglos (Huesca)

 

Los Mallos son un conjunto formado por las enormes moles rocosas y están situados en   la localidad de Riglos, en la provincia de Huesca.  La palabra “mallos” (mazos) se aplica a los grandes escarpes rocosos que por efecto de la erosión van quedado aislados de la montaña, a modo de pilones.

Estas formaciones se crearon  debido a la elevación de los Pirineos durante la orogenia alpina y están formados principalmente  por conglomerados del Mioceno: sedimentos con cantos rodados de tamaño significativo cementados por grava y arena.

Vyara Todorova 


Fuente de la imagen destacada
 Fuente de la imagen 1
 Fuente de la imagen 2
 Fuente de la imagen 3
 Fuente de la imagen 4
 Fuente de la imagen 5
 Fuente de la imagen 6
 Fuente de la imagen 7
 Fuente de la imagen 8
 Fuente de la imagen 9
    Fuente de la imagen 10