10 nombres de coches mal traducidos

Preparar un producto para lanzarlo en mercados internacionales es un proceso complejo que requiere mucho tiempo y que debería llevarse a cabo con mucho cuidado. La persona responsable, debería tener en cuenta que el producto no solo debe resultar atractivo para los clientes extranjeros, pero también que debe adaptarse a la cultura, el idioma y las costumbres metas. Incluso las empresas más grandes, aunque tengan mucha experiencia en marketing internacional, en ocasiones parecen olvidarse de la importancia de adaptar el producto nuevo a un mercado particular. No siempre prestan atención a los matices del idioma a la hora de traducir, lo que deriva en errores y malentendidos graciosos e incluso escandalosos que pueden arruinar una campaña de marketing millonaria.

Las experiencias de las grandes empresas muestran que cuando el nombre de un producto refleja alta calidad en el país de origen, no siempre puede traducirse literalmente a otros idiomas sin tener en mente numerosos factores lingüísticos y culturales, ya que el nombre más atractivo que garantiza grandes ventas en el país de origen, puede llegar a ser un accidente lingüístico y tener un impacto negativo en la imagen internacional de la empresa y traer problemas incluso a empresas famosas.

Najgorsze nazwy samochodów

                                                                                                  Mazda Laputa

Aquí os mostramos 10 casos de campañas lamentables, donde las traducciones de los nombres han llevado a que los clientes no compren ciertos productos, lo que ha resultado en una caída de ventas.

1. Chevrolet Nova – Decir que un coche “no va” puede explicar el fracaso de la campaña.

2. Seat Ronda – El nombre “Ronda” se usa para describir algo terrible y asqueroso en húngaro.

3. Daithatsu Naked – Este coche tuvo muchos problemas en el mercado americano ya que el “naked” significa desnudo en inglés y resulta inapropiado.

4. Rolls Royce Silver Mist – tuvo que cambiar su nombre a “Silver Shadow”, ya que se dieron cuenta que de que el significado del nombre original, al traducirlo no se correspondía con el término inglés, pues significa “estiércol” en alemán.

5. Ford Kuga – Su nombre significa epidemia en croata, lo que causó un fracaso estrepitoso en el mercado.

6. Renault Koleons – Sus traducciones fueron terribles en griego y estonio. En griego significa “testículos” y en estonio significa algo horrible y feo.

7. Toyota Fiera – En Puerto Rico la palabra “fiera” signfica mujer vieja malhumorada, lo que desanimó a muchos clientes a la hora de comprarse el coche.

8. Mazda Laputa – El nombre es bastante explícito en sí, metieron la pata hasta el fondo.

pajero

                                                                        Mitsubishi Pajero – Montero

9. Mitschubisi Pajero – Otro ejemplo obvio. En este caso, tuvieron que cambiar el nombre a “Montero”.

10. Toyota MR2 – En francés, su nombre se asemeja a la palabra “merdeux” – que se puede traducir como “mierdoso.” Claramente no es un buen indicador de la alta calidad del producto.

Los ejemplos de arriba nos muestran que incluso las marcas con más experiencia tienen problemas en mercados internacionales que resultan en traducciones insensibles que no consiguen adaptar los nombres de los productos en los mercados.

 

Enlaces de interés: