Intérpretes simultáneos

El intérprete va traduciendo al ponente a medida que habla. La interpretación simultánea es la más adecuada para reuniones, conferencias o seminarios con varios idiomas donde se requiere una comunicación fluida e inmediata, ya que la interpretación llega instantáneamente al participante. Si la duración es superior a 2 horas, se necesitan 2 intérpretes, ya que la ley fija unos tiempos máximos de interpretación y unos tiempos de descanso.

Cuando trabaja en simultánea, el intérprete, sentado en una cabina insonorizada frente a un micrófono, escucha mediante auriculares las intervenciones de los oradores y las traduce en tiempo real a otro idioma para los delegados, que escuchan a través de receptores.

Para la calidad de la interpretación, es sumamente importante la colaboración de los organizadores del acto, que pueden facilitar a los intérpretes documentación, material de referencia o glosarios. Esta colaboración es crucial cuando se prevé que un documento sea leído o citado. En este caso, los intérpretes necesitan trabajar en equipo con los colaboradores.

Esto es especialmente cierto en el interior de la cabina: en ella trabajan dos intérpretes, alternándose aproximadamente cada media hora para evitar la acumulación de cansancio, que reduce la coherencia y el rendimiento. Mientras uno de los intérpretes traduce, el otro actúa de copiloto, busca terminología, le facilita el documento necesario al compañero, sale a comunicar cualquier problema o necesidad a los organizadores, etc. Por esta razón, excepto en reuniones de muy corta duración (máximo 40 minutos), el intérprete nunca debe trabajar solo.

En una conferencia multilingüe es importante minimizar el riesgo de que se produzcan malentendidos, por lo cual se contratan a intérpretes que puedan entender directamente al orador sin tener que traducir lo que está interpretando otro intérprete (es decir, mediante relé).

Para desempeñar su tarea, el intérprete tiene que tener, además de buenas condiciones de sonido, una visión completa y directa de la sala en la que se desarrollan los actos. A veces puede ser necesario recurrir a medios complementarios que mejoren la visión (monitores de TV), especialmente si se proyectan transparencias y diapositivas en un punto demasiado alejado de las cabinas de interpretación.

Solicite un presupuesto o contacte con su oficina más cercana.