Gestación de una Equity Joint Venture

“La guerra requiere un serio estudio”

“El general que pierde una batalla hace pocos cálculos a priori. Los cálculos abundantes llevan a la victoria y los cálculos escasos a la derrota. Es prestando atención a este aspecto como puedo pronosticar quien es probable que gane o pierda”

Sun Zi, “El Arte de la Guerra”, s. V a.J.C.

EL ENTORNO CHINO: DATOS PARA LA TOMA DE DECISIONES SOBRE LA ESTRATEGIA DE ENTRADA

“Quien pretenda la sabiduría constante deberá acomodarse a frecuentes cambios” Kun Zi (Confucio)

INTRODUCCION

Anteriormente se ha explicado que la hipótesis de trabajo de esta tesis consiste en que, dado que el entorno chino es marcadamente distinto del entorno de los países desarrollados occidentales, operar en el mercado chino de productos industriales ha de requerir, hipotéticamente, estrategias particulares, no siendo adecuado aplicar de forma rígida los planteamientos occidentales. También se ha señalado que dos de los principales aspectos de esta hipótesis consisten en que el método de toma de decisiones empresariales en China tiene sus particularidades y que las estrategias apropiadas de entrada no son las mismas que en los países desarrollados occidentales. Esta Parte I de la tesis se centra justamente en el estudio de ambos aspectos.

Para constatar dichos aspectos es necesario, de acuerdo con la metodología que se ha expuesto en la Introducción, analizar el entorno chino relevante al efecto, por lo que en este capítulo se analiza el entorno económico, político y demográfico y socio-cultural en China.

El entorno económico, que se expone en el apartado 1.1., es analizado con gran profundidad, ya que la formulación de las estrategias apropiadas para China se basan en gran medida en el entorno económico, por lo que el conocimiento y comprensión del mismo resultan fundamentales para constatar la hipótesis de trabajo. El análisis que se efectúa en este apartado 1.1. se resume en el esquema I.1.1., en el que se aprecian las relaciones causa-efecto entre las diferentes variables económicas y los factores relevantes que han causado los logros económicos chinos. Este esquema complejo es desglosado en el apartado 1.1., en el que se analiza cada una de sus partes.

En primer lugar, en el apartado 1.1.1.1. se estudian las políticas macro y microeconómicas, las cuales se exponen conjuntamente con el objeto de dar una visión global del proceso de reforma de la economía china. En este sentido, en vez de dividir el apartado 1.1.1.1. en políticas macro y micro, se divide en las políticas referentes a los diversos sectores de la economía: política agraria, política industrial, política relativa al sector comercial, política financiera y monetaria, política fiscal y presupuestaria, política laboral y política económica exterior. Esta división es la más utilizada por los autores que efectúan un análisis de la economía china. Aunque algunos autores analizan la política económica junto con la evolución de la economía, en esta tesis se ha optado por presentar dichas aspectos de forma separada, ya que esta sistemática permite obtener una visión global más clara, por un lado, de todo el proceso de reforma de la economía china y, por otro, de cómo ha evolucionado la situación económica como resultado de dicho proceso de reforma.

De acuerdo con dicha metodología, en los apartados 1.1.1.2. y 1.1.1.3. se analiza, como efecto de las políticas económicas anteriores y, al mismo tiempo, como causa que las ha impulsado, la evolución de la economía y sus perspectivas. Se efectúa un estudio tanto a nivel macro como micro, analizándose de forma especialmente profunda la evolución de la macroeconomía y sus perspectivas, dada su trascendencia para la constatación de la hipótesis de trabajo. En este sentido, en el apartado 1.1.1.2. se analizan los diferentes los aspectos de la macroeconomía y sus causas: la producción nacional, la demanda nacional, el sector exterior, la inflación y dinero, el sector público y el empleo y las desigualdades sociales y territoriales. Tras analizar las relación causa-efecto entre las diferentes variables macroeconómicas, se llega a la conclusión de que los logros económicos chinos han sido debido principalmente a la inversión y el ahorro internos, la mejora de la productividad, el aumento de las exportaciones, la mano de obra china, el flujo de inversión extranjera y la relativa estabilidad macroeconómica.

A nivel microeconómico, en el apartado 1.1.1.3. se analizan dos problemas con los que se enfrenta la economía china: la ineficiencia económica, debida principalmente a las pérdidas de las empresas públicas como consecuencia de la economía planificada, y las infraestructuras deficientes, que suponen un freno para el desarrollo del tejido empresarial.

Tras efectuar un análisis general de la economía china, se profundiza en la estructura económica en el sector industrial, ya que esta tesis se centra en las estrategias apropiadas para el sector industrial. Se estudian los sectores de productos básicos (industria química, industria del metal, industria textil, industria de materiales de construcción, industria curtidora, industria papelera e industria maderera), de bienes de consumo (industria alimentaria, industria farmacéutica, industria de vestido, calzado y otras confecciones, industria de mobiliario, iluminaria y objetos de decoración, industria de joyería y relojería, industria juguetera e industria de artículos de plástico) y de bienes de equipo (industria de maquinaria y equipos, industria electrónica, industria de la automoción, industria de construcción naval, industria ferroviaria e industria aeroespacial). Para cada sector se estudia la oferta (producción nacional e importaciones) y la demanda (consumo nacional y exportaciones).

Tras haber efectuado una descripción y análisis de las políticas económicas seguidas por el gobierno chino, de la evolución de la macro y la microeconomía y de la estructura económica en el sector industrial, se da un paso adelante en el apartado 1.1.3., en el que se pasa a la valoración de lo anterior, es decir, se valora el modelo económico chino en base a sus resultados. Para ello se utiliza una metodología que se compone de seis pasos lógicos: en primer lugar, se determina qué se entiende por resultados (¿Qué parámetros económicos van a ser tomados cómo resultados?); en segundo se analiza la evolución de dichos parámetros en China desde 1979 (¿Cómo han sido los resultados económicos chinos desde 1979?); en tercer lugar, éstos son valorados en términos relativos mediante la comparación con los resultados chinos anteriores a 1979 y con otros países (¿Son los resultados mejores que los obtenidos en China anteriormente o que los resultados obtenidos en otros países y por qué?); en cuarto lugar, se analiza de forma genérica en qué medida dichos resultados son imputables a las políticas económicas seguidas por China desde 1979 (¿Se deben los resultados a la política económica seguida por China?); y por último, se analizan los resultados de las diferentes políticas económicas  (¿Han sido satisfactorios los resultados de las diferentes políticas económicas?) y de la forma como éstas han sido implementadas (¿Han sido satisfactorios los resultados de la forma como dichas políticas han sido implementadas?).

Como resultado de dicho análisis, se llega a la conclusión de que los logros de la economía china desde 1979 han sido excelentes, rivalizando con los de otros países de Asia Oriental y siendo claramente mejores que los de Latinoamérica desde los cincuenta hasta los ochenta y que los de las economías en transición de Europa Central y Oriental desde los ochenta. Dichos logros han sido debidos principalmente a la política económica seguida por el gobierno chino, aunque también existen otros factores han jugado un papel importante en la consecución de esos logros, como factores culturales, coyunturas externas (tales como los vínculos tradicionales con Hong Kong, Taiwan y las comunidades chinas de ultramar, el proceso de integración económica regional en Asia Oriental o la coyuntura económica en otros países de la región) y las condiciones iniciales en que se inició la reforma. De entre ellos, hay que destacar los factores culturales.

Aunque las políticas económicas seguidas por el gobierno chino han sido, en general, adecuadas, existen importantes retos que todavía no han quedado resueltos: el sector público sigue siendo ineficiente, todavía no se han creado mecanismos de control macroeconómico adecuados, el sistema fiscal no permite al Estado obtener suficientes ingresos para financiar su presupuesto, el marco legal e institucional queda atrás de la nueva realidad, como lo demuestra la inexistencia de un sistema de seguridad social adecuado o de una regulación clara de la propiedad, la producción agrícola es insuficiente y crecen las desigualdades sociales y regionales y el desempleo.

Por todo ello, el autor cree que es necesario ahondar en las reformas, debiéndose continuar con la reforma de las empresas públicas y recurrir a privatizaciones en sectores liberalizados; proseguir con la liberalización de los precios; incrementar los ingresos fiscales mediante una mejora del sistema de impuestos y una mayor disciplina en la recaudación; mejorar los instrumentos de control macroeconómico y desarrollar el sistema financiero, a través un sistema bancario que opere en condiciones más comerciales y el desarrollo de los mercados de capitales; introducir un sistema de seguridad social; promover el desarrollo económico del interior de China, creando incentivos adecuados; seguir con la liberalización comercial exterior e ingresar en la OMC y seguir abriendo progresivamente a la inversión extranjera de determinados sectores restringidos.

Tras haber realizado un análisis del entorno económico, se pasa en el apartado 1.2 a un análisis del entorno político, para lo que se utiliza una metodología similar a la utilizada para el entorno económico. Así, se analiza en el apartado 1.2.1 la evolución política desde 1978 hasta la actualidad, estudiándose la cuatro etapas que componen este período: una primera etapa desde 1978 hasta 1984, una segunda desde 1984 hasta 1989, año en que tuvieron lugar los acontecimientos de Tiananmen, una tercera desde 1984 hasta 1991 y una cuarta desde 1991 hasta la actualidad. También se estudian las perspectivas de evolución política en el futuro. Posteriormente, el apartado 1.2.2 expone la estructura política de China. Y, finalmente,  en el apartado 1.2.3 se efectúa una valoración del modelo político chino. Para ello, de modo similar a la valoración del modelo económico chino, en primer lugar se toman unos parámetros para la valoración del modelo político y, en segundo lugar, se valora la evolución de dichos parámetros en China desde 1978 en términos absolutos y relativos relativos.

Los parámetros elegidos para valorar el modelo político chino desde 1978 son cinco: el grado de democratización, de protección de los derechos humanos y del estado de derecho, el grado de estabilidad política, la política interior, la política exterior y el funcionamiento de las instituciones políticas. A diferencia de la valoración del modelo económico chino, la cual es más objetiva y científica, al valorar el modelo político es inevitable partir de algunos parámetros de valoración subjetivos, basados en las convicciones éticas del autor y de su entorno cultural, ya que, por ejemplo, aspectos como democracia, derechos humanos y libertades fundamentales no son “buenos” o “malos” desde un punto de vista científico (no se puede demostrar científicamente que lo sean), sino desde la perspectiva de los valores de cada persona.

También hay que destacar que la valoración de dichos parámetros se efectúa no sólo en términos relativos, como sucedió con la valoración del modelo económico, sino también en términos absolutos, ya que el tipo de parámetros tomados son susceptibles de ser valorados en sí mismos, sin necesidad de acudir a comparaciones.

En el análisis valorativo se llega a la conclusión de que no se han dado avances importantes respecto a 1978 en cuanto al grado de democratización y de protección de los derechos humanos, aunque se reconoce se ha introducido, al menos en teoría, un estado de derecho y que el grado de libertad y de respecto a la dignidad humana es mayor que en la época de la revolución cultural en los años sesenta y setenta.

En cambio, se valora positivamente que se haya emprendido un importante proceso de reforma económica con una relativa estabilidad política. Asimismo, en cuanto a la política interior, se destaca los logros conseguidos en la política económica.

Por lo que se refiere a la política exterior, se valora positivamente el aperturismo al exterior desde 1978, aunque se señala que el país debe seguir avanzando en su proceso aperturista. Asimismo, se elogia que China haya sabido reprimir sus aspiraciones nacionalistas.

No obstante, se valora negativamente el funcionamiento de las instituciones políticas, en las que se dan conflictos de competencias y corrupción.

Por último, se estudian en el apartado 1.3 los aspectos más relevantes del entorno demográfico y socio-cultural chino. El análisis que se efectúa en este apartado es menos profundo, ya que tiene una menor incidencia en la elección de las estrategias apropiadas para el mercado chino. Lo más relevante de este apartado es que algunos aspectos demográficos y culturales tienen una incidencia importante sobre determinados factores económicos, como por ejemplo el importante crecimiento que ha experimentado la población o la mentalidad china sobre el trabajo y la riqueza. Los aspectos que se analizan son los siguientes: población, nacionalidades, condiciones sanitarias, educación,  idioma, religión, nivel de vida y mentalidad.

Por último, hay que hacer dos aclaraciones. Por una parte, se han utilizado los datos más actuales que se han encontrado. Dado que los datos oficiales no son muy fiables, se han completado en la medida de lo posible con estimaciones efectuadas por organismos y empresas para determinadas magnitudes.

Por otra parte, sin perjuicio de que se hagan bastantes menciones a Hong Kong, no se estudia el entorno de este enclave hasta el traspaso ni las consecuencias del mismo, ya que esta tesis se centra en las estrategias apropiadas para el entorno chino continental y el traspaso de este enclave ha sido reciente, por lo que no se puede todavía analizar en profundidad las consecuencias de dicho traspaso.

1.1. ENTORNO ECONOMICO