Tradiciones típicas de Bulgaria

Bulgaria es un país situado en la Península balcánica, el cual limita al sur con Turquía y Grecia, al norte con Rumania, al este con el Mar Negro y al oeste, con Serbia y La República de Macedonia.

No hay mucha gente que conozca la historia de Bulgaria. El país se fundó en el año 681 por el kan Asparuh del clan Dulo. A finales del siglo XIV Bulgaria fue capturada por el Imperio otomano y quedó en un estado de esclavitud hasta la Guerra ruso-turca (1877-1878).

Bulgaria es un país misterioso para los extranjeros, y si quieres visitarle es importante saber un poco sobre las tradiciones típicas. En este artículo, voy a presentar tres tradiciones celebradas en Bulgaria, como son el Kukeri, la Abuela Marta y el Nestinarstvo.

Kukeri

Es un festival búlgaro que se celebra a finales de febrero. Dicho festival, tiene un sentido mitológico ocultado en el culto a Dionisio, el Dios del Vino. El festival comienza en el Año Nuevo y la Cuaresma. En este ritual, participan solamente hombres sin importar la edad. Ellos se disfrazan con trajes festivos y máscaras de madera. Los hombres circulan alrededor de las viviendas para ahuyentar a los malos espíritus, y llevar salud y felicidad a las casas.

Abuela Marta

Es una fiesta nacional celebrada el 1 de marzo, en la que se festeja la llegada de la primavera. En este día de tradición las personas se ponen martenitsi, que son pedazos pequeños de adorno hechos del estambre blanco y rojo. El color rojo simboliza la sangre y el blanco la pureza. Las martenitsi se pueden poner en las muñecas como una pulsera, o en el pecho en forma de broche.

Según la tradición, en este día puedes regalar martenitsi a tus amigos, a compañeros de trabajo o parientes. Este gesto demuestra respeto y honor a las personas que se la regalas. Si alguien te da una martenitsa, es normal que le des otra a cambio. Las martenitsi, se llevan todo el mes de marzo o hasta que veas la primera cigüeña o un árbol floreciendo. Si un árbol ha empezado a florecer tienes que colgar tu martenitsi en él. Esta tradición se realiza solamente en Bulgaria y los búlgaros tienen un gran respeto por ella.  Si visitas Bulgaria en el mes de marzo podrías incorporarte en esta bonita tradición.

Nestinarstvo

 1. Origen   

Traducido como ¨ Danza sobre Brasas,¨ es una tradición típica de Bulgaria. El ritual proviene de los pueblos búlgaros y griegos en la sierra Strandzha y se ha celebrado por muchos años. Actualmente, se celebra solamente en un pueblo llamado Bulgari.

Nestinarstvo o “Danza sobre Brasas” consiste en un baile descalzo realizado sobre carbón caliente. El ritual se celebra el 21 de mayo o el 3 de junio, según el calendario viejo como homenaje a San Constantino y Santa Elena. En el baile sobre el fuego pueden participar solamente “nestinaris”, que son las personas que están especialmente elegidas. Hay un jefe nestinar que puede trasladar su posición al hijo o hija en caso de que él este muy enfermo o mayor.

2. Preparación

Antes del inicio del ritual, a mediodía los iconos de los santos están encuadernados en una tela roja con monedas de plata cosida. Después, los aldeanos del pueblo los toman y los transportan a la fuente sagrada.

Para preparar el fuego de la noche, a primera hora de la mañana se enciende una gran hoguera. El fuego debe tener una forma circular para que el público pueda observar el ritual. Al anochecer, cuando quedan solo las brasas dispersadas, comienza el baile de los nestinari. Se dice que antes de pasar sobre el fuego, entran en un estado de trance que les ayuda a reducir la sensación de dolor en los pies y hace que éstos queden ilesos.

3. Descripción del ritual

Al caminar sobre las brasas, los nestinari hacen un círculo y esperan a que los primeros del grupo formen una cruz con el carbón caliente. Después, los bailarines del fuego se incorporan en el baile. El primer y segundo nestinari cargan los iconos de San Constantino y Santa Elena y entrando uno detrás de otro. Después de ellos, el tercer nestinar pasa sobre las brasas con unos movimientos rítmicos. Antes de entrar en el fuego, todos los bailarines reducen la velocidad de sus movimientos. Este ritual parece extraño para muchos extranjeros, pero se hace por una cuestión de salud y bienestar.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


    Vyara Todorova

Fuente de la imagen 1
Fuente de la imagen 2
Fuente de la imagen 3
Fuente de la imagen 4
Fuente de la imagen 5