ESTRATEGIAS

Dado el gran número de alternativas existentes para decidir la ubicación de la JV, dos cuestiones que se plantean a este respecto son: ¿Qué criterios hay que tener en cuenta para decidir la ubicación de la JV? y ¿Qué tipo de ubicación es la más adecuada para cada tipo de JV?.

La ubicación de la JV es una de las decisiones más complejas, dadas las dimensiones de China, la diversidad de áreas y la política de zonas especiales[1]. Requiere un estudio detenido, frecuentemente más riguroso que para la implantación en otro países, debido a las deficiencias de infraestructura existentes en China y a las grandes diferencias que hay entre las diversas zonas. MOTOROLA, por ejemplo, estuvo deliberando durante cuatro años. Para adoptar esta decisión hay que tener en cuenta los siguientes criterios, que deben ponderarse caso por caso, según el sector, grupo estratégico[2], tecnología, mercados a los que se dirige la producción, etc:

– Cercanía a los mercados, especialmente cuando se trata de bienes de consumo, y sobre todo cuando éstos son perecederos, debido principalmente a las deficiencias de los transportes[3] y a las grandes distancias existentes.

– Proximidad a las empresas suministradoras, sobre todo para sectores en que la localización de la producción resulta clave[4]. También hay que tener muy en cuenta la calidad de los suministros[5] y las posibilidades reales de mejora de la misma, pues las deficiencias de calidad da lugar frecuentemente a que la integración local sea en la práctica más difícil de lo que en un principio se preveía[6], como le sucedió a GILLETTE[7]. La zona que ofrece las mejores posibilidades de aprovisionamiento de componentes y materias primas es Shanghai[8], que constituye el primer centro industrial de China.

– Costes, especialmente de mano de obra, derecho de uso del suelo y suministros[9]. También hay que considerar las perspectivas de aumento de los mismos, ya que en algunas zonas están experimentando un fuerte crecimiento. Este criterio debe tener una especial consideración para las industrias intensivas en mano de obra, como la textil o la del calzado, sobre todo cuando se compite en precios más que en calidad[10].

 

– Infraestructura de la zona, especialmente en lo que se refiere a los siguientes aspectos:

* Proximidad a los puertos. Las JVs deben importar normalmente un porcentaje importante de los suministros[11] y deben reexportar una parte de la producción[12], por lo que frecuentemente no les queda más remedio que estar ubicadas cerca de los puertos[13]. También hay que tener en cuenta la congestión y funcionamiento de los puertos, que puede causar retrasos y dificultades[14]. Este criterio debe jugar en la toma de la decisión un peso más o menos relevante en función del porcentaje de suministros importado y de la producción exportada. En este sentido, los puertos más importantes son los de Shanghai (supone el 28% del total de importaciones y exportaciones en 1992)[15] y Tianjin (el más grande en capacidad de contenedores de toda China)[16].

 

* Transportes y comunicaciones. Las deficiencias del sistema de transportes causan problemas de distribución física de las mercancías [17]. En ocasiones, también puede suponer dificultades para el traslado del personal, como le ha ocurrido a PEUGEOT: el tráfico en la principal carretera de Huangpu, donde se encuentra su planta, a la ciudad de Cantón pasó a ser tan congestionado e impredecible que los trabajadores comenzaban tarde sus turnos[18].

* Suministro de electricidad, combustible, agua, telecomunicaciones, etc.. Hay que tener muy presente que buena parte del país es deficiente en estos aspectos. Por ejemplo, sólo existe una media de 6 líneas de teléfono por cada 1.000 personas, en algunas zonas no hay electricidad todos los días, se dan cortes del suministro, etc.[19]. Estas deficiencias han causado serios problemas a algunas empresas extranjeras. En este sentido, los cortes del suministro eléctrico suponían a la filial de PEUGEOT cerca de la ciudad de Cantón una pérdida de hasta un 10% del tiempo de sus trabajadores, y provocaba la desaparición de información en los ordenadores, así como daños en los equipos automatizados[20].

– Ventajas fiscales y otros incentivos[21]. Como se explicó[22], algunas zonas ofrecen incentivos especiales a la inversión extranjera, principalmente de carácter fiscal, por lo que son muchas las empresas que se han establecido en las mismas[23]. Otras compañías, por el contrario, estiman que tales incentivos no compensan ciertas desventajas, como los costes[24]. En cualquier caso, hay que tener en cuenta que, como se explicó anteriormente, buena parte de los incentivos para las empresas extranjeras posiblemente terminen desapareciendo, al menos en las zonas más desarrolladas[25].

Esquema II.3.1. Criterios para la decisión de la ubicación de la JV

Fuente: elaboración propia

– Lugar de implantación del socio chino, sobre todo si está bien relacionado con las autoridades (los contactos del socio chino pueden ayudar a resolver muchos problemas de tipo práctico[26]) o tenemos interés en aprovechar sus instalaciones, red de suministradores locales, etc.[27].

– Flexibilidad de las autoridades con los inversores y apoyo al proyecto[28]. En este sentido, las autoridades más eficientes y rápidas del país son posiblemente las de TEDA (Tianjin)[29], lo que constituyó una de las principales razones por las que HEINZ, MOTOROLA y YAMAHA decidieron establecerse allí[30].

– Acceso a mano de obra cualificada y a centros de investigación[31], especialmente si se proyecta introducir una tecnología avanzada[32].

– Acceso a la divisa, pues la falta de divisas puede dar lugar a problemas serios[33]. En este sentido, el principal mercado swap se encuentra en Shanghai.

– Condiciones de vida para el personal expatriado[34].

– Exigencias de los grupos de interés, explícitos o encubiertos, que se pueden convertir en prestaciones de toda índole a cargo de la empresa[35].

Como se adelantó anteriormente, la decisión de la ubicación adecuada depende de una serie de variables, como el producto a fabricar, en qué medida la producción está orientada al mercado chino o a mercados exteriores, si los costes de mano de obra son importantes, etc. Por eso, resulta imposible dar una fórmula aplicable a todos los casos, sino que sólo se pueden trazar unas pautas generales. En este sentido, en general, es aconsejable establecerse en la provincias costeras, ya que cuentan con las mejores condiciones operativas[36]. Por ello, más de las tres cuartas partes de la inversión extranjera tiene lugar en las provincias costeras, de la cual un tercio ha tenido como destino la provincia de Cantón, principalmente sus zonas económicas especiales.

Cuando se trata de fabricar bienes de consumo orientados al mercado chino, especialmente si son bienes perecederos, lo más aconsejable es establecerse cerca de los principales mercados, que están situados en determinadas ciudades costeras, como Shanghai, Pekín y Cantón[37]. En este sentido, hay que considerar de forma especial establecerse en Shanghai, ya que representa el área con mayores ventas al por menor de China (8.360 millones de dólares en 1992). Además, está rodeada por una serie de ciudades importantes, como Nanjing y Hangzhou, y cuenta con una localización estratégica, en el delta del río Yangtzé (por lo que le llaman “la cabeza del dragón”) y en el centro de la zona costera. Asimismo, presenta excelentes perspectivas de desarrollo industrial[38], comercial y financiero[39].

Algunas empresas que se han decidido por ubicaciones apartadas de los principales mercados, se han encontrado con problemas de distribución y de otros tipos, inclinándose posteriormente por Shanghai u otros de los principales mercados. Así, UNITED BISCUITS, que se estableció en Shenzhen, está considerando crear una segunda planta en Shanghai, ya que, debido a las deficiencias de la infraestructura, es difícil abastecer las zonas al Norte de Shenzhen[40].

Para sectores de alta tecnología, en que es especialmente importante la mano de obra cualificada, hay que elegir ubicaciones con un nivel técnico alto e institutos de investigación, como Pekín, Shanghai y Wuhan[41].

En cambio, para la fabricación de productos intensivos en mano de obra, para los que se ha decidido fabricar en China con el objeto de competir en precios, puede no ser conveniente implantarse en las principales urbes, sino en localidades provinciales menos explotadas, con mano de obra más barata pero que al mismo tiempo reúna la infraestructura necesaria. En este sentido, debido al incremento de los costes de fabricación en las zonas económicas especiales, algunas empresas consideran la posibilidad de trasladarse a otras áreas. Un caso clásico es la empresa TOMEI, de Hong Kong, que, por los creciente costes de Shenzhen, trasladó la producción de esta zona económica especial a localidades provinciales como Huizhou y Dongguan, donde cuenta con 10 fábricas y más de 30.000 trabajadores, ya que se ahorra 30-40 dólares en costes laborales cada mes por trabajador (no sólo en salario, sino también en bonos) y si se facilita habitaciones a los empleados, es probable que se queden más tiempo que en Shenzhen. Además, la normativa laboral es más favorable, ya que en Shenzhen el Gobierno controla y registra a los trabajadores, lo que incrementa los costes y retrasa el reclutamiento, mientras que en otras localidades es más fácil contratar y despedir. Asimismo, los costes del suelo y de alquiler de fábricas son inferiores: en Shenzhen es de 15-20 HK$/m2, mientras que en localidades provinciales es 5-10 HK$/m2.

Por último, en cualquier caso, las JVs que fabriquen productos orientados a exportación deben estar situadas cerca de un puerto y contar con buenas comunicaciones con el mismo.

 

 

 

[1] Sin embargo, en algunos sectores, como en el de la automoción, hay pocas alternativas para decidir, debido a las regulaciones estrictas sobre inversión o a las presiones gubernamentales. Según una fuente de TEDA (Tianjin), no confirmada, la firma surcoreana de coches Hyundai exploraba un sitio para la ubicación de su nueva planta en Tianjin, Pekín y Dalian, pero no podrá ser en Tianjin, porque “intereses políticos” quieren que esté localizada en la capital.

[2] Ver Introducción a la tesis.

[3] Ver III.5.4.1.

[4] Así, las firmas americanas DOW  CHEMICAL y ENRRON se decidieron, para fabricar espuma de plástico y gas líquido respectivamente, por Ningbo, centro de una fuerte industria petroquímica. GOULDS, que produce bombas, eligió Nanjing porque era la segunda zona más importante de fabricación de estos equipos.

[5] Por ejemplo, YOKOGAWA METER, al igual que otras empresas, decidió instalarse en el área de Suzhou, debido a la alta precisión de la industria de la seda y el bordado existente en la zona.

[6] Ver apartado III.4.2.1..

[7] GILLETTE estableció su primera planta en Shenyang, cerca de los suministradores de acero. Sin embargo, tras su experiencia (ver capítulo X, apartado 4.1), posteriormente sólo consideró la municipalidad de Shanghai, la de Pekín y la provincia de Cantón para una segunda planta; finalmente ha creado una en Shanghai, mucho más grande.

[8] THE ECONOMIST INTELLIGENCE UNIT, Unlocking China: a key to investment regions, The Economist Intelligence Unit, p. 41.

[9] Ver apartado I.2.1.2.1..

[10] TOSHIBA, por ejemplo, prefirió Hangzhou a Shanghai porque preveyó demasiados problemas de costes crecientes, escasez de mano de obra y desatención por parte del Gobierno local.

[11] Ver apartado III.4.2.1.

[12] Ver apartado III.2.2.2.

[13] CAMPBELL, N., A strategic guide to equity joint ventures in China, Pergamon Press, Oxford, 1989, p. 92.

[14] Por ejemplo, el fabricante anglo-francés GEC ALSTHOM relata serios retrasos en el puerto de Shantou para liquidar equipos para su nueva central térmica, experiencia común entre los inversores extranjeros.

[15] La firma americana DU PONT eligió Pudong New Area (Shanghai) en gran medida por el transporte (puerto y ferrocarril). También tuvo muy en cuenta su mano de obra cualificada, materias primas, suministro de electricidad, nitrógeno y aire comprimido, así como la actitud de las autoridades de Shanghai, que lo consideraron uno de los 10 proyectos prioritarios para 1992.

[16] Una de las principales razones por las que la empresa japonesa de cosméticos SHISHEIDO eligió su ubicación en Yizhuang fue la proximidad al puerto de Tianjin, ya que un 50-60% de la materias primas debían ser importadas.

[17] Ver apartado III.5.1.4.

[18] Del mismo modo, los directivos de la empresa japonesa MITSUMI ELECTRICS no están satisfechos con su ubicación en la ZDET de la Isla Amarilla, principalmente por razones de transporte y comunicaciones. Motivos de esta índole fueron los que llevaron a la compañía americana LOTUS ARTWARE a establecerse en Shantou en vez de Xiamen, pues consideró que esta zona estaba muy congestionada.

[19] Ver apartado III.4.1.2.2.

[20] Con problemas similares se han enfrentado compañías en otras localidades, como KIRITSU MOKKO en Yantai o ALLEN-BRADLEY en Xiamen.

[21] COLLADO, A., El marc jurídic de les inversions a Xina, Catalunya Internacional, Enero-Marzo 1995.

[22] Ver apartado 3.1..

[23] Algunos ejemplos son UNITED BISCUITS, ASAHI, PPG y FOSTER’S, instaladas en ZEE, o IBM, HITACHI, SHARP, SIEMENS, FOXBORO y LOCTITE, en ZDET.

[24] Así, SMITHKLINE BEECHAM y OTIS se establecieron en Tianjin, pero fuera de la Tianjin Economic and Development Area (TEDA), por el ahorro en los costes de puesta en marcha y por estar más cerca a Tianjin.

[25] Ver apartado I.1.1.1.1..

[26] Ver Parte III.

[27] Existe un gran número de empresas que se instalan en la localidad de su socio chino, como IVECO, que se estableció en Nanjing porque había concedido varios años antes una licencia a una compañía de esta ciudad, con la que más tarde creó la empresa mixta, o KIRITSU MOKKO, que se decidió por Yantai principalmente por los largos lazos comerciales con uno de sus socio. Asimismo, la firma australiana FOSTER’S se instaló en Zhuhai porque en la ciudad de Doumen había un fabricante de cerveza que se adaptaba a sus necesidades.

[28] FUZHOU JIAFENG KNITTING, de capital taiwanés, por ejemplo, consideró Shanghai, Pekín y las ZEE, pero eligió Gushan Fuxing por la actitud de las autoridades y la gran mano de obra de Fuzhou, joven y relativamente barata.

[29] THE ECONOMIST INTELLIGENCE UNIT, Unlocking China: a key to investment regions, The Economist Intelligence Unit, p. 22.

[30] De modo similar, ASEA BROWN BOVERI (ABB), que estuvo considerando Shanghai, Tianjin, Foshan (provincia de Cantón) y Xiamen (provincia de Fujian), prefirió esta última en gran medida porque, además de que tenía allí una oficina de representación, el Gobierno de la ZEE era el que más apoyo ofrecía al proyecto.

[31] Ver apartado III.7.1.

[32] Un buen ejemplo de la importancia de este aspecto para alcanzar el nivel de calidad deseado es la JV americana SHANGHAI-FOXBORO, que fabrica instrumentos electrónicos de control. Fue establecida en la fábrica de su socio chino, en Caohejing (Shanghai), donde hay un núcleo de institutos estatales de investigación, lo que ha contribuido a que se convirtiese en la primera empresa china certificada por los Estándares de Control de Calidad, por alcanzar los estándares ISO 9001.

[33] Ver apartado III..2.1.2.2.

[34] Ver apartado III.3.1.2..

[35] ESCORNE, S., El management a la Xina, Consorci de Promoció Comercial de Catalunya, Barcelona, 1991, p. 252.

[36] CAMPBELL, N., A strategic guide to equity joint ventures in China, Pergamon Press, Oxford, 1989, p. 93.

[37] La cercanía a los mercados fue una de las principales razones por las que, en el sector de la cosmética, perfumería y productos e limpieza, JOHNSON & JOHNSON se decidió por Shanghai y PROCTER & GAMBLE por la ciudad de Cantón. WELLA, en cambio, prefirió TEDA, considerando que los bajos costes y la menor congestión más que compensan la desventaja de no estar en mercados más grandes. El tiempo confirmará cual fue la mejor elección.

[38] WOOD, A., Shanghai: surprise number of ventures, Chemical Week, 23 marzo 1994, p. 40-43.

[39] LINDORFF, D., The newest candidate to become a global financial centre is Shanghai, Global Finance, abril, 1994,p. 46.

[40] Asimismo, PFIZER se estableció en Dalian porque planeaba crear otra JV en Liaoning, que pensaba sería una fuente de divisas, pues en aquella época la normativa china establecía que sólo se podía transferir dinero entre negocios en la misma provincia. Pues bien, posteriormente se ha encontrado con problemas para transportar los productos a los principales centros de consumo, como Shanghai o Pekín.

[41] Así, PHILIPS se estableció en Wuhan principalmente por la cualificación técnica del personal local y las instalaciones de investigación de su socio; ICI también está interesada en esta ciudad por sus ventajas en cuanto a enseñanza e investigación.

                     TRANSMISION DE LOS ACTIVOS A LA EQUITY JOINT VENTURE