EL NACIMIENTO DE UNA EQUITY JOINT VENTURE

“El genio se compone del dos por ciento de talento y noventa ocho por ciento de perseverante aplicación”

Beethoven

 

En la Parte I se analizaron las diferentes estrategias de entrada en el mercado chino y se llegó a la conclusión de que la más adecuada para la mayoría de productos era establecer una EJV en China. Por ello, nos vamos a centrar en dicha estrategia, para lo cual se dedicará esta Parte al análisis de las estrategias de creación de una EJV y la Parte III a las estrategias de gestión de la misma.

En el proceso de creación de una JV, hay que distinguir los aspectos procedimentales, es decir, cómo plantear y conducir el proceso de creación de una JV (¿Cómo identificar y seleccionar socios chinos?, ¿Cómo llevar a cabo las negociaciones?, ¿Cómo conseguir la aprobación de la JV?, etc.) de los aspectos de fondo del proyecto de JV, es decir, las decisiones a tomar relativas a cómo será y cómo funcionará la JV, que quedan recogidas en el contrato de JV. Los aspectos procedimentales serán tratados en el capítulo 1, mientras que los aspectos de fondo se estudiarán en los capítulos siguientes.

Dentro de los aspectos de fondo del contrato de JV, se expondrán, en primer lugar, los aspectos generales del proyecto de JV, como los relativos al capital social de la JV, su administración y dirección, su duración, su disolución y liquidación, diversas cautelas a tener en cuenta, la ubicación de la JV o la transmisión de los activos a la misma. Todos ellos han sido englobados en un capítulo (capítulo 2), salvo la ubicación de la JV y la transmisión de los activos, a los que se ha dedicado un capítulo a cada uno (capítulos 3 y 4, respectivamente), debido a su importancia y a la extensión de su contenido.

Una vez expuestos dichos aspectos generales, se dedica un capítulo a cada una de las áreas de la empresa: finanzas, recursos humanos, producción y marketing (capítulos 5,6,7 y 8, respectivamente). Estos capítulos guardan una estrecha relación con la Parte III de esta obra (Desarrollo de la JV), que se estructura en un capítulo general y cuatro capítulos dedicados también a las cuatro áreas de la empresa. La diferencia estriba en que en esta Parte se estudian las decisiones y estrategias a adoptar en el momento de la creación de la JV, mientras que en la Parte III se estudian las decisiones y estrategias a adoptar en el momento de su gestión.

La relación entre la Parte II y la Parte III es especialmente estrecha en lo que se refiere al entorno relativo a cada una de las áreas de la empresa. Dado que para la toma de las decisiones relativas a cada área en el momento de la  creación de la JV y en el momento de su gestión hay que tener en cuenta prácticamente los mismos factores, la metodología de exposición que se ha seguido consiste en explicar el entorno correspondiente a cada área de forma desarrollada en la Parte III, mientras que en la Parte II se hacen remisiones a la Parte III y se apuntan brevemente los aspectos más relevantes de dicho entorno. Parecería lógico presentar el entorno de forma desarrollada en la parte II en vez de la Parte III, por ser anterior a la segunda. No obstante, se hace al revés porque en lo que se refiere a las estrategias relativas a la finanzas, recursos humanos, producción y marketing es mucho más importante, en general, la Parte III que la Parte II, y para diseñar las estrategias de gestión de cada una de las áreas se requiere un profundo conocimiento del entorno, mientras que para decidir los aspectos de marketing, producción y recursos humanos del proyecto de JV hace falta menos información.

Por otro lado, en algunas áreas también existe una relación importante entre esta Parte y la Parte III por lo que se refiere a las estrategias, ya que en ocasiones las estrategias en el momento de la creación de la JV y en el momento de la gestión coinciden o son similares. Por ello, se ha seguido también la metodología expuesta en el párrafo anterior.

No obstante, existe alguna excepción a esta norma, concretamente la financiación de la JV, la contabilidad y auditoría y la fiscalidad, cuyo entorno y estrategias son desarrollados en profundidad en esta Parte, mientras que en la Parte III se hacen remisiones a la primera. La razón consiste en que estos aspectos son especialmente importantes en el momento de creación de la JV, ya que, por una parte, es cuando se realiza la inversión y, por tanto, se requiere mayor financiación, por otra parte, es cuando se deciden los procedimientos contables y de auditoría y, por otra, el momento más importante para efectuar una adecuada planificación fiscal es la creación de la JV.

En cuanto a la metodología de investigación utilizada para identificar las estrategias adecuadas para el entorno chino, se sigue la general expuesta en la Introducción, consistente en el estudio del entorno, en el análisis deductivo de las estrategias apropiadas para dicho entorno, en la constatación de dichas conclusiones mediante un segundo análisis inductivo y empírico de las estrategias seguidas por más de 100 empresas extranjeras que han establecido JVs en China y en la confrontación de las conclusiones obtenidas con aquellas obtenidas por otros autores.

No obstante, la metodología seguida en esta parte tiene la particularidad de que una parte importante de las estrategias expuestas están basadas en la experiencia en la creación de JVs del autor y de la firmas en que ha trabajado o trabaja en la actualidad: ARTHUR ANDERSEN y GIDE & LOEFF (GIDE LOYRETTE NOUEL/LOEFF CLAEYS VERBEKE).

Junto con el análisis de la creación de JVs en China, se ha estudiado la creación de la JVs en otros países, tanto entre empresas de países desarrollados como entre empresas de países desarrollados y en desarrollo, para compararlo con las particularidades de la creación de JVs con empresas chinas. Para ello, se han analizado 15 contratos de JV entre empresas occidentales, de nacionalidad americana, alemana, británica, belga, holandesa, española y danesa, en los sectores metalúrgico, de la automoción, químico, alimentario, de artículos del hogar, editorial, de la distribución y de la construcción. Asimismo, se han estudiado las publicaciones más relevantes sobre JVs. Ello ha permitido analizar las diferencias y similitudes entre las estrategias apropiadas para el entorno chino y las apropiadas para el entorno occidental. No obstante, se han excluido expresamente de esta obra ciertos aspectos generales de la JV, como disquisiciones sobre el concepto de JV, su historia o la tipología de las JVs en cuanto a su finalidad y forma jurídica, que son estudiados por una serie de autores, como Durand-Barthez y Baptista[1], Taubman[2], West[3], Williston[4], Guyenot[5], Aguilo[6], Chuliá o Beltrán[7], pues se escapa a alcance de esta obra, que se centra, como se ha señalado anteriormente, en la JV como estrategia para en el mercado chino, en las estrategias de creación y gestión de JVs en China y en la comparación de dichas estrategias con las apropiadas para los países desarrollados occidentales.

Como conclusión de este proceso analítico, se ha observado que una parte importante de las estrategias apropiadas para la creación de JVs en China son idénticas o similares a la creación de JVs en otros entornos, especialmente a la creación de JVs en países en desarrollo, como la regulación de los derechos tanteo, las cláusulas relativas al incumplimiento del contrato de JV, a situaciones de fuerza mayor, mecanismos para el caso de que la JV sea inviable o las cláusulas relativas a la confidencialidad.

Sin embargo, también existen diferencias. Por una parte, en algunos casos hay que utilizar las mismas estrategias que son aplicables a otros entornos pero de forma más acusada. En este sentido, para la creación de cualquier JV se requieren flexibilidad, comprensión de los condicionantes culturales de la otra parte y el desarrollo de una mutua confianza entre las partes, pero para la creación de JVs con empresas chinas ello es más importante que, por ejemplo, para la creación de JVs entre dos empresas occidentales, dado que la distancia cultural entre empresas chinas y occidentales es especialmente grande, pues China es uno de los países que menos influencia occidental ha recibido, debido a que ha permanecido cerrada durante mucho tiempo[8]. Del mismo modo, si en las JVs en general es conveniente la planificación y decisión de políticas de gestión ya en el proceso de creación de la JV, en China ello es especialmente importante, porque existen más divergencias en cuanto a la gestión entre empresas chinas y empresas de países de economías de mercado que entre empresas de diferentes países de economía de mercado. Por ello, en los contratos de JV chinos generalmente se incluyen más cláusulas que hagan referencia a estos aspectos que en los contratos de JV entre empresas de países de economía de mercado.

Por otra parte, en algunos casos sucede que las estrategias para la creación de JVs en China son similares a las JVs de otros países, pero con particularidades, como en lo relativo a los mecanismos de solución de los conflictos entre las partes, a la regulación de los órganos de administración y gestión, a la estrategia de selección del socio chino o a las estrategias fiscales.

Por último, existen algunas estrategias que son propias del entorno chino, siendo totalmente diferentes a las aplicables especialmente en países occidentales, como las estrategias para conseguir un equilibrio de divisas, las estrategias de negociación, el reparto del capital social de la JV, las estrategias para el control de la gestión, la forma de transmisión de la tecnología y otros activos o las estrategias de financiación de la JV.

Estas conclusiones contrastan con las conclusiones a que se llega en la Parte I y Parte III, en las que se constata que la mayor parte de estrategias apropiadas para el entorno chino por lo que se refiere a la decisión de la estrategia de entrada y a la gestión de una JV son diferentes a la apropiadas en países occidentales.

 

 

[1] DURAND-BARTHEZ, P. y BAPTISTA, L.O., Les associations d’entreprises (Joint Ventures) dans le commerce international, Feduci, Paris, 1986, p. 3.

[2] TAUBMAN, The Joint Venture tax classification, New York, 1957, p. 83.

[3] WEST, Thinking ahead: the jointly owned subsidiary, Harward Business Review, July-August, 1951, p. 31.

[4] WILLISTON, A treatise on the Law of contracts, Mount Kisko, New York, 1959, vol. II, p. 555.

[5] GUYENOT, Le régime juridique des ententes économiques et des concentrations d’entreprises dans le Marché Commun, Paris, p. 17.

[6] AGUILO, J.F., En torno a la Joint Venture, Revista General del Derecho, 1988, p. 5813.

[7] CHULIA VICENT, E. y BELTRAN ALANDETE, T., Aspectos jurídicos de distintos contratos atípicos, P. 73.

[8] Ver apartado I.1.3.

 

         EL PROCESO DE CREACION DE UNA EQUITY JOINT VENTURE EN CHINA