DURACION DE LA EQUITY JOINT VENTURE

“Si nuestras fuerzas son considerablemente inferiores a las del enemigo, huyamos. Aunque una pequeña fuerza puede llevar a cabo una lucha obstinada, al final será capturada por la fuerza mayor ”

Sun Zi, “El Arte de la Guerra”

En caso de que la JV o la relación entre los socios llegue a una situación muy crítica que no pueda resolverse de otra forma caben dos alternativas: la disolución y liquidación de la JV o la adquisición por parte de uno de los socios[1]. Ambas alternativas deben ser reguladas en todo contrato de JV[2]. A continuación se expone cómo deben instrumentarse estos mecanismos en las JVs en China[3].

Dado que la legislación china se refiere a las causas de terminación de la JV de una forma excesivamente poco detallada[4], conviene concretarlas y desarrollarlas en el contrato de JV[5], con el objeto de reducir la incentidumbre[6]. La posibilidad de disolver la sociedad puede constituir un arma para conseguir el cumplimiento de las obligaciones de la otra parte y su actitud comprometida en el buen funcionamiento de la JV y el apoyo de las autoridades chinas, así como un mecanismo para obtener la restitución de las aportaciones en caso de que el proyecto no sea viable.

En este sentido, conviene establecer que podrá finalizarse el contrato y disolverse la sociedad en los siguientes casos:

– Por cualquier parte, si la pérdidas acumuladas de la JV exceden de un determinado porcentaje de su capital social (generalmente entre el 40-75%)[7]. o si ha sufrido fuertes pérdidas que el Consejo de Administración cree que no recuperará, siempre que se solicite la terminación dentro de un período razonable (por ejemplo, tres meses) desde la aprobación por el Consejo de Administración de las cuentas que muestren tales pérdidas.

– Por cualquier parte, cuando la JV no pueda operar durante un período continuado (por ejemplo, seis meses) debido a un acontecimiento de fuerza mayor.

– Por cualquier parte, si la otra parte incumple cualquiera de sus obligaciones establecidas en el contrato de JV y no pone solución a su incumplimiento dentro de un determinado período (por ejemplo, 30-60 días) desde la recepción de la notificación por escrito del incumplimiento.

– Por cualquier parte, si cualquiera de las licencias de negocios u otras licencias necesarias para el funcionamiento de la JV han expirado o han sido suspendidas durante un determinado período de tiempo.

– Por cualquier parte, si las partes han acordado por escrito disolver la JV.

– Por cualquier parte que haya sido excluida de su participación en el Consejo de Administración o de la gestión de la JV.

– Por la parte extranjera, si todos o una parte importante de los activos de la JV situados en la RPC han sido expropiados.

– Por la parte extranjera, si en caso de conflicto entre las partes que no pueda resolverse, la parte china no adquiera la participación de la parte extranjera dentro del plazo pactado[8].

– Por cualquier parte si el contrato de JV ha expirado y ninguna de las partes está dispuesta a adquirir la participación de la otra parte o la adquisición no ha sido aprobada por las autoridades.

– Por cualquier parte, si no se cumplen las condiciones para la realización de las aportaciones en el plazo pactado, en caso de que las partes no renuncien por escrito a dichas condiciones.

– Por cualquier parte, si la otra parte no realiza sus aportaciones dentro de un determinado plazo (por ejemplo, 90 días) desde que las aportaciones son exigibles.

– Por cualquier parte, si la otra parte es declarada en quiebra o se convierte en insolvente, cesa su actividad, solicita la quiebra o la suspensión de pagos o entra en procedimiento de disolución o liquidación.

– Por cualquier parte, si la JV no obtiene las aprobaciones y permisos necesarios dentro de un plazo determinado (generalmente, entre 30 y 60 días) desde la firma del contrato.

– Por la parte extranjera, si las autoridades imponen condiciones adicionales o diferentes en el contrato, estatutos o acuerdos complementarios a los mismos que dicha parte no pueda cumplir.

– Por cualquier parte, si hay carestía o no disponibilidad de materias primas causadas por restricciones a la importación, o si las materias primas fabricadas en China no pueden cumplir con las cantidades y calidad necesitadas por la JV, de tal manera que ésta no pueda producir sus productos con una calidad satisfactoria.

– Por la parte extranjera, si se introducen importantes aranceles o IVA para la importación de sus aportaciones a la JV, y dicha parte se niega a soportar el coste adicional.

– Por cualquier parte, si sus aportaciones o ventas se han devaluado substancialmente.

Esquema II.2.4. Estrategias para dar salida a situaciones muy críticas

Fuente: elaboración propia

También conviene detallar en el contrato de JV el procedimiento de disolución de la JV, pactando que el Consejo de Administración deberá reunirse dentro de un determinado plazo (dos, tres meses) desde la recepción de la notificación de terminación del contrato, salvo que en dicho plazo se haya presentado una propuesta de solución de la causa que motiva la terminación, y la parte que la solicita la acepte. Las partes harán que los Consejeros que han elegido voten de tal manera que el Consejo de Administración acuerde de forma unánime la terminación y disolución de la JV y soliciten la correspondiente aprobación administrativa. En caso de que cualquier parte no esté conforme con la solicitud de terminación presentada por la otra parte, podrá aplicar el mecanismo de resolución de conflictos[9].

La legislación china establece que tras la notificación de la disolución, el Consejo de Administración designará un Comité de Liquidación, pero no regula su composición[10]. Por ello, conviene pactar que estará integrado por todos los Consejeros de la JV, por un auditor o abogado nombrado por la parte china y por otro nombrado por la parte extranjera, y que cada miembro tendrá derecho a un voto, aprobándose los acuerdos por mayoría de votos.

Dado que las cifras que hay en juego en un proceso de liquidación son elevadas, éste debe llevarse a cabo con el máximo rigor, por lo que algunos contratos de JV prevén que el Comité de Liquidación contrate una firma contable reconocida internacionalmente para que realice una inspección y valoración de los activos y pasivos de la JV, cuyo método seguido de valoración debe quedar reflejado en el plan de liquidación[11].

La liquidación de la JV perjudica más a la parte extranjera que a la china, ya que ésta habrá obtenido parte del know-how y de los beneficios inmateriales y puede recibir los activos operativos de la JV en vez de dinero, pudiendo continuar con el negocio tras la disolución de la JV[12]. Por este motivo, es recomendable que el contrato otorgue a la parte extranjera la opción de compra, en caso de terminación temprana de la JV, de toda la participación de la parte china en la JV, mecanismo bastante utilizado en la práctica internacional, sobre todo en JVs 50%/50%[13]. Para ello, frecuentemente se pacta que la parte extranjera deberá notificar por escrito a la parte china su intención de ejercitar dicho derecho dentro de un período razonable (por ejemplo, 30 días) desde la terminación de la JV, y que el precio de la participación deberá ser fijado por las partes en un plazo determinado (60-120 días) desde la terminación del contrato, o bien, en caso de que no lleguen a un acuerdo sobre el precio en dicho plazo, en base al patrimonio neto de la JV, de acuerdo con el último balance aprobado o con el fijado por una firma de contabilidad independiente[14].

[1] Ver CHULIA VICENT, E. y BELTRAN ALANDETE, T., Aspectos Jurídicos de distintos contratos atípicos, p. 81.

[2] FERN, M.D., Warren’s forms of agreements, Matthew Bender, New York, 1991, 7-2; DURAND-BARTHEZ, P. y BAPTISTA, L.O., Les associations d’entreprises (Joint Ventures) dans le commerce international, Feduci, Paris, 1986, p. 80.

[3] Ver BALFOUR, P., Structuring Joint Ventures, Practical Law for Companies, Julio 1993, p. 41.

[4] Ver apartado 2.1.5..

[5] Ver BALFOUR, P., Structuring Joint Ventures, Practical Law for Companies, Julio 1993, p. 38.

[6] WINTHROP, STIMSON, PUTNAM & ROBERTS, Joint Ventures,  IFL Rev, Special suplement, April 1994, p. 28.

[7] Ver MA, X., Practical aspects of Joint Ventures in China, Practical aspects of Joint Ventures in Asia, Inter-Pacific Bar Association, Tokyo, 1996, p. 13.

[8] Ver BALFOUR, P., Structuring Joint Ventures, Practical Law for Companies, Julio 1993, p. 41.

[9] Este mecanismo es utilizado en contratos preparados por GIDE LOYRETTE NOUEL.

[10] Ver apartado 2.1.5.

[11] La fuente de esta información es GIDE LOYRETTE NOUEL.

[12] MA, X., Practical aspects of Joint Ventures in China, Practical aspects of Joint Ventures in Asia, Inter-Pacific Bar Association, Tokyo, 1996, p. 13.

[13] ALLEN & OVERY, Joint Ventures. Key issues, Allen & Overy, London, 1992, p. 22.

[14] La fuente de esta información es GIDE LOYRETTE NOUEL.

 

         OTRAS ESTRATEGIAS