C. SECTOR EXTERIOR

La política de apertura de la economía china ha permitido el crecimiento del comercio exterior (tanto de las exportaciones como de las importaciones) y de la inversión extranjera directa, lo que ha tenido repercusiones sobre la balanza de pagos, la deuda externa y las reservas. A continuación se analizan todos estos aspectos. Por un lado, se estudia la evolución de las exportaciones y las importaciones, así como los factores que han motivado dicha evolución, las categorías de productos importados y exportados y los países de destino o procedencia de las mismas. Dentro de las importaciones, se hace una mención especial a la importación de tecnología, por la importancia que tiene para la modernización del país. Por otro lado, se analiza la evolución de la inversión extranjera directa en China, los factores que la han motivado, los sectores en los que se ha invertido, los países de origen, las regiones de destino y la escala de los proyectos de inversión. Por último, se estudia la evolución de la balanza de pagos, de la deuda externa y de las reservas, así como las causas de la misma.

  1. Comercio exterior

China ha pasado de ser una economía cerrada con poco comercio[1] a una potencia comercial. Desde 1978 el comercio ha crecido a porcentajes muy por encima del crecimiento del PIB[2], pasando a representar el comercio exterior el 31,3% del PIB en 1996. En la actualidad, China ocupa, a nivel mundial, el puesto número 13 como importador[3] y el 10 como exportador y su grado de apertura mayor al de la India, Brasil, Estados Unidos o Japón. No obstante, dicho grado de esta apertura queda desvirtuado por el hecho de que los chinos han desestimado drásticamente el tamaño de su propia economía.

Cuadro I.1.7. Comercio exterior

 

1988 1989 1990 1991 1992 1993 1994 1995 1996
Intercambio global (miles millones dólares) 102,6 111,4 115,3 135,5 165,4 195,75 236,6 280 321,2
Importaciones cif (miles millones dólares) 55,2 59,0 53,3 63,7 80,5 103,9 115,6 131,3 156,9
Crecimiento de las importaciones (%) 27,9 7,0 -9,8 19,6 26,3 27,9 11,2 14,2 19,5
Exportaciones (miles millones dólares) 47,4 52,4 62,0 71,8 84,9 91,7 121,0 148,7 164,3
Crecimiento de las exportaciones (%) 20,5 10,6 18,1 15,8 18,1 13,5 31,9 22,9 10,5
Tasa de cobertura (%) 85,86 88,81 116,32 112,71 105,46 88,25 104,67 113,25 104,71

 

Fuente: Almanac of China’s Finance and Banking; IMF, International Financial Statistics.

Las exportaciones han experimentado un elevado crecimiento desde el inicio de las reformas, alcanzando 158.000 millones de dólares en 1996[4]. Las exportaciones chinas representan en la actualidad un 3% de las mundiales, frente al 0,3% en 1978 y China se ha convertido en el primer exportador a Estados Unidos[5]. No sólo han aumentado las exportaciones, sino que además han pasado a ser más sofisticadas: en 1985 los productos manufacturados comprendían únicamente la mitad de las exportaciones de China[6], mientras que en 1996 suponían un 85% del total[7].

Gráfico I.1.3. Evolución de las exportaciones

(1996, miles de millones de dólares)

Fuente: Almanac of China’s Finance and Banking; IMF, International Financial Statistics

Este rápido crecimiento de las exportaciones lleva a preguntarse cuáles son los factores que lo han motivado. El crecimiento de las exportaciones se ha debido en buena parte a los incentivos a la exportación utilizados por China, siendo decisivo el uso del tipo de cambio y de los mercados de divisas[8]. Otro factor que explica el crecimiento de las exportaciones viene dado por el importante flujo de inversión extranjera orientada a la exportación[9], especialmente en las provincias meridionales de Guangdong y Fujian[10]. Las exportaciones de las empresas con capital extranjero representaron en 1995 un 31,5% de las exportaciones totales chinas, ascendiendo a 46.880 millones de dólares, lo que supone un incremento del 35% respecto al año anterior [11]. El crecimiento de las exportaciones ha sido debido también a la competitividad en el sector exportador, a coyunturas económicas externas, principalmente a los costes de la mano de obra en países más avanzados, y a la apertura a los comerciantes extranjeros, especialmente de Hong Kong [12], unido a los lazos históricos con este enclave[13] y otros chino de ultramar[14]. Estos han actuado como intermediarios[15] y han proporcionado importante información sobre la demanda exterior[16]. Para Perkins, la conexión con Hong Kong explica buena parte del éxito exportador chino[17]. Es posible que en el futuro se reduzcan las exportaciones, debido a la crisis asiática.

Esquema I.1.9. Principales causas y efectos del crecimiento de las exportaciones

Fuente: Elaboración propia

Los principales productos exportados por China son confección, maquinaria eléctrica, tejidos, combustibles, calzado y fibras textiles, según se puede apreciar en la tabla siguiente.

Cuadro I.1.8. Principales productos exportados por China

(millones de dólares, fob)

 

1990 1991 1992
Confección 6.848 8.997 15.177
Máquina eléctrica 3.263 4.147 8.175
Tejidos 6.699 7.734 5.638
Combustibles 5.215 4.804 4.692
Calzado 1.607 2.320 4.242
Fibras textiles 1.095 1.125 3.812
Maquinaria industrial 1.605 1.809 3.367
Manufacturas piel y cuero 182 192 2.912
Manufacturas metal 1.437 1.703 2.458

 

Fuente: China Customs Statistics

Cuadro I.1.9. Exportaciones de China por productos

(millones de dólares, fob)

 

1990 1991 1992 1993 1994 1995 1996
Productos primarios 15.886 16.145 16.989 16.666 19.707 4.139 4.089
Alimentos y animales vivos 6.609 7.229 8.324 8.399 10.017 4.485 4.184
Bebidas y tabaco 342 528 680 901 1.002 4.627 5.076
Materias primas no comestibles 3.537 3.484 3.143 3.052 4.132 6.721 7.372
Combustibles minerales, lubrificantes 5.237 4.754 4.672 4.109 4.061 5.332 5.929
Aceites y grasas 161 150 170 205 495 459 382
Productos manufacturados 46.205 55.698 67.951 75.078 193.331
Productos químicos y relacionados 3.730 3.818 4.332 4.623 6.235 8.421 8.427
Productos ligeros industriales 12.576 14.456 16.139 16.932 23.218
Maquinaria y equipos de transporte 5.588 7.149 13.250 15.282 21.928 31.783 35.246
Productos varios 12.686 16.620 34.230 38.781 49.938
Productos no clasificados 11.625 13.655 0 0 12

 

Fuente: China Customs Statistics

Gráfico I.1.4. Composición de las exportaciones por categorías

(1996)

Fuente: China Customs Statistics

En cuanto a los principales países destinatarios de las exportaciones chinas, hasta el traspaso de Hong Kong a la República Popular, este enclave constituía el principal comprador de esta última. Las exportaciones a Hong Kong han pasado de representar un 24% del total en 1980 a un 43% en 1990 y de nuevo a un 24% en 1995[18]. Otros de los principales destinatarios de productos chinos son Japón, Estados Unidos y la Comunidad Económica Europea, según se puede contemplar en la tabla siguiente.

Cuadro I.1.10. Distribución geográfica de las exportaciones chinas

(millones de dólares)

 

1991 1992 1994 1995
I. Europa 9.400 11.364 18.804 22.982
   CEE 6.739 7.601 14.580 19.090
      Alemania 4.761 5.672
      España 1.139 1.169 749 985
   Otros 2.661 3.763 4.224 3.892
II. Africa 1.000 1.302 1.749 2.494
III. América 7.539 10.323 25.315 29.392
    Estados          Unidos 6.194 8.594 21.461 24.711
    Canadá 555 653 1.397 1.533
    Latinoamérica 790 1.076 2.455 3.147
IV. Asia 53.324 61.214 73.447 92.000
     Hong Kong 32.137 37.512 32.364 35.984
     Japón 10.251 11.699 21.573 28.463
     Taiwan 594 698 2.242 3.098
     Corea 2.178 2.437 4.402 6.689
     Singapur 2.014 2.031 2.558 3.501
V. Oceanía 646 795 1.724 1.902

 

Fuente: China Customs Statistics

Gráfico I.1.5. Composición de las exportaciones por países destinatarios

(1995)

Fuente: China Customs Statistics

Las importaciones también han experimentado un importante incremento en últimos años. En 1995, el volumen de importaciones ascendió a 112 mil millones de dólares, con un crecimiento medio del 31% respecto a 1991. Al analizar los factores que han motivado esta evolución de las importaciones nos encontramos con que este auge de las importaciones ha sido propiciado por la coyuntura de crecimiento económico[19], ya que el país necesita un gran volumen de equipos para desarrollar su tejido industrial e infraestructura[20], así como suministros para sus industrias. La producción local no puede satisfacer la demanda[21], tanto en cantidad como en calidad y nivel tecnológico, provocando en algunos casos problemas de desabastecimiento que frenan el desarrollo industrial, por lo que el país debe recurrir a las importaciones[22]. Otros factores que inciden positivamente en la evolución de las importaciones son la política liberalizadora de las importaciones de bienes de equipo, la inversión extranjera y las ayudas financieras de organismos internacionales y países para la modernización del país[23]. En este sentido, las importaciones de las empresas con capital extranjero representaron un 47,7% del total en 1995, con un importe de 62.940 millones de dólares y un incremento del 18,9% respecto del año anterior[24].

Gráfico I.1.6. Evolución de las importaciones totales chinas

(1996, miles de millones de dólares)

Fuente: China Customs Statistics

Esquema I.1.10. Principales causas y efectos de las importaciones

Fuente: Elaboración propia

Los principales productos importados por China son acero, petróleo, fertilizantes, maquinaria textil y vehículos, como se puede apreciar en la tabla siguiente.

Cuadro I.1.11. Principales importaciones chinas

(millones de dólares)

 

1990 1991 1992 1994
Aceros 2.058 2.534 4.007 8.296
Fertilizantes 2.605 3.229 3.003 1.938
Maquinaria textil 844 1.045 2.551
Vehículos 752 1.055 2.434 4.844
Crudo de petróleo 423 926 1.724
Cereales 2.352 1.642 1.705 1.263
Tejidos sintéticos 569 805 1.523
Productos refinados

del petróleo

610 901
Cobre 242 437 1.275 238
Papel 581 793 1.228 2.655

 

Fuente: China Customs Statistics

Cuadro I.1.12. Importaciones chinas por productos

(millones de dólares)

 

1990 1991 1992 1993 1994 1995 1996
Productos primarios 9.853 10.835 13.216 14.210 16.468 4.140 30406
Alimentos y animales vivos 3.335 2.799 3.143 2.206 3.119 865 954
Bebidas y tabaco 157 200 242 245 68 1.926 2.410
Materias primas no comestibles 4.107 5.003 5.801 5.438 7.438 7.229 9.233
Combustibles minerales, lubrificantes 1.272 2.114 3.546 5.819 4.034 5.133 6.887
Aceites y grasas 982 719 484 502 1.809 2.623 1.695
Productos manufacturados 43.492 52.956 67.369 89.749 99.225
Productos químicos y relacionados 6.648 9.277 11.201 9.704 12.131 10.403 10.413
Productos ligeros industriales 8.906 10.492 19.206 28.527 28.085
Maquinaria y equipos de transporte 16.845 19.601 31.348 45.023 51.564 52.365 54.378
Productos varios 2.103 2.439 5.560 6.495 6.766
Productos no clasificados 8.990 63.791 80.585 103.959 115.693

 

Fuente: China Customs Statistics

Gráfico I.1.7. Composición de las importaciones por categorías

(1996)

Fuente: China Customs Statistics

El principal suministrador de China hasta el traspaso de Hong Kong era este enclave. La parte de las importaciones chinas procedentes de Hong Kong pasaron a representar del 3% en 1980 al 27% en 1990, reduciéndose posteriormente hasta un 6,5% en 1995[25]. Otros grandes exportadores a China son Japón, Estados Unidos Taiwan y Alemania.

Cuadro I.1.13. Distribución geográfica de las importaciones de China

(en millones de dólares)

 

1991 1994 1995
I. Europa 12.703 25.040 27.808
   CEE 8.401 16.939 21.254
      Alemania 7.137 8.038
      España 321 900 906
   Otros 4.302 8.101 6.554
II. Africa 425 894 1.427
III. América 11.216 18.048 21.766
    Estados Unidos 8.007 13.970 16.118
    Canadá 1.646 1.831 2.681
    Latinoamérica 1.563 2.247 2.967
IV. Asia 37.593 68.765 78.049
     Hong Kong 17.463 9.457 8.591
     Japón 10.031 26.321 29.005
     Taiwan 3.639 14.085 14.784
     Corea 1.066 7.318 10.293
     Singapur 1.062 2.482 3.398
V. Oceanía 1.743 2.916 3.022

 

Fuente: China Customs Statistics

Gráfico I.1.8. Composición de las importaciones por países de procedencia

(1995, millones de dólares)

Fuente: China Customs Statistics

En los próximos años China seguirá adquiriendo un gran volumen de productos extranjeros, a pesar de que algunos factores supondrán un freno a la importación, como la política de restricción de la financiación a las empresas para realizar sus importaciones.

Dentro de las importaciones, hay que hacer una mención especial a la importación de tecnología, dada la importancia de ésta para la modernización del país. El Gobierno chino apoya la importación de tecnología, ya que es necesaria para la modernización del país y para competir en los mercados internacionales y el desarrollo de la tecnología es un proceso costoso y largo, que, además, requiere una experiencia con la que China no cuenta[26].

En los últimos años se ha cerrado un buen número de acuerdos de transferencia de tecnología. En los seis primeros meses de 1993 se aprobaron 185 contratos de importación de tecnología, por un valor de 3.289 millones de dólares, lo que supone un aumento del número de contratos respecto al mismo período del año anterior, pero una disminución del valor total de los mismos en un 35%.

Las importaciones de tecnología se centran principalmente en los campos de la energía, telecomunicaciones, química, maquinaria, electrónica, metalurgia y productos farmacéuticos. Los principales países suministradores de tecnología son  Italia, Estados Unidos, Japón, Alemania y España.

 

 

  1. Inversión extranjera

La evolución de la inversión directa ha sido impresionante. De acuerdo con las estadísticas oficiales, hasta 1995 China ha aprobado 259.379 proyectos que involucraban un total de capitales extranjeros contratados de 395.120 millones de dólares. De esta cifra 135.080 millones han sido utilizados de forma efectiva[27]. El flujo de inversión extranjera pasó de una media anual de 1.200 millones de dólares en 1983-86 a 11.000 millones en 1992, 27.500 millones en 1993, 33.700 en 1994, 34.000 millones en 1995 y 37.000 millones en 1996[28], siendo China en 1995 el segundo país que más inversión[29] después de Estados Unidos y el primero entre los países en desarrollo. Actualmente cerca de 120.000 empresas con capital extranjero operan en China y dan empleo a 16 millones de personas[30].

No obstante, hay que tomar las cifras con cautela, ya que algunos proyectos de inversión son ficticios. Forley la inversión extranjera directa en China en 20 mil millones de dólares, comprendiendo más de las 30.000 empresas extranjeras[31].

Cuadro I.1.14. Inversión directa extranjera

(miles millones dólares)

 

 

 

 

1991

 

1992

 

1993

 

1994

 

1995

 

1996

Inversión extranjera directa contratada 11,98 58,12 111,44 82,68 91,28 81.509
Crecimiento de la inversión extranjera directa contratada (%) 385 92 -26 10,40 -20.3
Inversión directa extranjera efectiva 11 27,5 33,7 34 37
Crecimiento de la inversión extranjera efectiva (%) 150,0 22,55 0,89 8,82
Número de nuevos proyectos de inversión extranjera directa 12.978 48.764 83.437 47.549 3.011
Crecimiento del número de nuevos proyectos de inversión extranjera directa (%) 276 71 -43 -94

 

Fuente: China Statistical Yearbook

En cualquier caso, estas cifras son muy lejanas a las de ningún otro país en desarrollo y van mucho más allá de lo que cualquier economista moderado hubiera creído posible antes de que se convirtiera en realidad[32]. Este fenómeno, que ha supuesto una contribución importante al crecimiento economía china[33], se explica varios por factores: los bajos costes de la mano de obra china[34], los apoyos fiscales en las zonas económicas especiales[35] y otros incentivos a la inversión extranjera directa, las facilidades para exportar[36] y el potencial del mercado chino[37], propiciado por la coyuntura de crecimiento económico. También se debe a coyunturas externas, como los lazos históricos con Hong Kong y las comunidades chinas del ultramar[38], el reajuste de los tipos de cambio en Asia Oriental, el crecimiento de los costes laborales en Japón, Corea y Taiwan y las restricciones medioambientales al crecimiento industrial en dichos países.

Esquema I.1.11. Principales causas y efectos del crecimiento de la inversión extranjera directa

Fuente: Elaboración propia

Parece que en los próximos años seguirá habiendo un flujo importante de inversión extranjera, siendo improbable que las medidas de austeridad adoptadas por el gobierno chino[39], siempre que sean moderadas, reduzcan significativamente el flujo de inversión extranjera, especialmente teniendo en cuenta que de todos los países en desarrollo del Sudeste asiático, China es el que cuenta con la mayor base de recursos, capacidad tecnológica y mercado interior[40]. No obstante, el crecimiento de la inversión extranjera ha sido de tal magnitud en los últimos años que es difícil que pueda mantenerse ese nivel de crecimiento, por lo que parece que acabará estabilizándose o incluso contrayéndose. Además, la crisis asiática podría influir negativamente en la inversión extranjera.

Gráfico I.1.9. Evolución de la inversión extranjera directa efectiva

(miles millones dólares)

Fuente: China Statistical Yearbook

Por sectores, el 70% de la inversión extranjera se ha concentrado en el sector industrial, pero está creciendo la importancia de los proyectos energéticos, materiales y materias primas, así como en infraestructura. Durante la década de los ochenta las inversiones se concentraron en el sector manufacturero exportador, en el que participaban primordialmente pequeñas y medianas empresas ubicadas en el Sur. Sin embargo, a partir de 1992, cuando la política de apertura dio signos de continuidad e irreversión, las grandes empresas entraron en acción y ampliaron el ámbito de las inversiones a nuevos sectores[41]. Entre los nuevos proyectos aprobados entre enero y septiembre de 1995, el número de proyectos industriales y la cantidad de inversión extranjera contratada para ellos representaron el 74,3% y el 63,1% del total, respectivamente. Los sectores textil, electrónico, de comunicaciones, de maquinaria y químico fueron los principales receptores de la inversión extranjera. El número de proyectos agrícolas, ganaderos, piscícolas y silvícolas y la cantidad de inversión contratada para ellos representaron el 2,5% y el 1,4% del total, respectivamente, mientras que el número de proyectos en el sector terciario y la cantidad de fondos captados ascendieron al 23,2% y 35,5% del total, respectivamente[42].

Cuadro I.1.15. Distribución de la inversión extranjera directa por sectores

(millones dólares)

 

1990 1991
Proyectos Importe Proyectos Importe
Agricultura 230 928 334 1.263
Industria 6.672 7.699 11.718 12.426
Minería 1 0,4 78 222
Construcción 43 181 79 1.352
Comunicaciones 57 383
Comercio 96 109 236 176
Bienes inmuebles 158 480 401 1.593
Servicios 15 37 28 64
Cultura y arte 16 55 51 187
Investigación y desarrollo 24 31 66 18
Financiación 59 2.178 95 2.367

 

Fuente: China Statistical Yearbook

Gráfico I.1.10. Composición de la inversión extranjera por sectores

(1991)

Fuente: China Statistical Yearbook

En cuanto a la procedencia de las inversiones, los inversores proceden de 160 países[43]. Hasta el traspaso de Hong Kong, el principal inversor era esta colonia, que representaba en 1995 un 71% de la inversión directa contratada y un 66% de la efectiva[44]. Tan alta proporción se explica por la habilidad de las empresas de Hong Kong para moverse con fluidez en el intrincado sistema chino, a lo que les ha ayudado sus lazos familiares y de otro tipo con el Continente[45], así como por la voluntad de las grandes empresas japonesas de contar con un intermediario establecido en este enclave[46]. Otros grandes inversores en China son Taiwan, Japón, Estados Unidos y Alemania.

Cuadro I.1.16. Principales países inversores en China

(miles millones dólares)

 

1979-1993 1994 1995
Hong Kong 150,9 19,823 20,185
Taiwan 18,4 3,391 3,165
Japón 8,9 2,086 3,212
Estados Unidos 14,4 2,491 3,084
Alemania 0,264 0,390
España 0,010 0,026

 

Fuente: China Statistical Yearbook

Gráfico I.1.11. Composición de la inversión extranjera por países de procedencia

(1995)

Fuente: China Statistical Yearbook

Las principales zonas destinatarias de inversión extranjera se encuentran en el litoral. En 1995, los proyectos de inversión extranjera aprobados y la utilización real de los fondos extranjeros en las 12 provincias y municipalidades costeras representaron, respectivamente, el 80,7% y el 89,3% del total nacional[47]. La provincia que más inversión extranjera ha recibido es Guangdong. Entre 1979 y 1990, casi la mitad de la inversión extranjera directa acumulada se registró en esta provincia, en el entorno de Hong Kong, mientras que en la actualidad la proporción que representa dicha provincia en la inversión extranjera directa es bastante menor (27%), aunque significativa[48]. Otras provincias y municipalidades que han recibido un gran volumen de inversión extranjera son Jiangsu, Shanghai, Fujian, Shangdong, Liaoning, Tianjin, Zhejiang, Hainan y Beijing, todas ellas situadas en el litoral.

Cuadro I.1.17. Principales regiones destinatarias de inversión extranjera directa

(miles millones dólares)

 

1979-1993    1994 1995
Guangdong 74,7 9,463 10,260
Jiangsu 19,8 3,763 5,191
Shanghai 13,4 2,473 2,893
Fujian 12,5 3,713 4,044
Shangdong 12,5 2,552 2,689
Liaoning 7,7 1,440 1,425
Tianjin 1,015 1,521
Zhejiang 1,150 1,258
Hainan 0,918 1,062
Beijing 10,4 1,372 1,080

 

Fuente: China Statistical Yearbook

La escala de los proyectos de inversión ha aumentado. El promedio de inversión extranjera contratada en los proyectos de inversión extranjera en 1995 fue de 2.432 millones de dólares, incrementándose en un 46,9% en relación con el promedio de 1.656 millones en 1994. La principal causa de este incremento es el aumento del número de grandes proyectos de multinacionales de Estados Unidos, Europa Occidental y Japón en los sectores de la electrónica, maquinaria e infraestructura, los cuales son más intensivos en capital y tecnología.

Antes de 1992, las multinacionales que invertían en China eran pocas[49], pero a partir de dicho año China ha atraído cada vez más multinacionales[50], especialmente de Estados Unidos, Europa Occidental y Japón. En 1993 el número de compañías multinacionales que invirtieron en China llegó a 120 y en 1995 200 de las 500 mayores compañías multinacionales industriales y de servicios del mundo habían invertido en China[51].

  1. Balanza de pagos, deuda exterior y reservas

Entre 1978 y 1995 el éxito chino en la exportación[52], combinado con la fuerte regulación de las importaciones, han llevado a superávits en la balanza de pagos por cuenta corriente en todos los años salvo cinco años. Los superávits por cuenta corriente entre 1990 a 1992[53], que representaron una media del 2,9% del PNB, supusieron que el ratio deuda/PIB a finales de 1992 fuese de un modesto 16%[54]. En 1993 se invirtió la tendencia, cerrando  con un déficit de 12.810 millones dólares, debido a la necesidad de equipos y materias primas extranjeros, causada, a su vez, por el elevado crecimiento económico[55]. Sin embargo, la tendencia se reinvirtió en 1994, y 1995, en que se registraron superávits comerciales de 5.400 millones de dólares[56] y 16.000 millones dólares[57], respectivamente (hay que tener en cuenta que las cifras oficiales de superávit son superiores a la realidad, ya que los exportadores las han inflado con el objeto de beneficiarse de deducciones del IVA[58]). En, en 1996 se registró un ligero déficit[59], debido a los recortes arancelarios, a la apreciación del Rmb, a una disminución de las devoluciones fiscales por exportaciones[60] y a un aumento de la repatriación de beneficios de las empresas con capital extranjero[61].

Cuadro I.1.18. Balanza de pagos

(millones de dólares)

 

 

 

 

1988

 

1989

 

1990

 

1991

 

1992

 

1993

 

1994

I. CUENTA CORRIENTE -3.802 -4.317 11.997 13.272 6.412 31.100 6.532
1. Balanza comercial -5.315 -5.620 9.165 8.743 5.182 21.300 7.290
    Exportación FOB 41.054 43.220 51.519 58.919 69.567 365.800 102.561
    Importación FOB 46.369 48.840 42.354 50.176 64.385 344.500 95.271
2. Servicios 1.093 923 2.558 3.698 63 40.900 302
3. Transferencias

 

420 380 274 831 1.156 50.700 -1.060
 II. CUENTA CAPITAL 7.132 3.720 3.256 220 -256 -11.800 32.645
1. Capital a largo plazo 7.056 5.240 6.454 -142 66
    Inflow 11.114 12.133 11.611 12.859
    Outflow 4.958 6.346 11.965 7.103
2. Capital a corto plazo 76 -1.519 -3.198 362 906
    Inflow 9.426 9.149 8.786 7.465
    Outflow 9.073 6.346 11.965 7.103
III. ERRORES Y OMISIONES -1.094 -17 -3.126 569 -8.419 -4.800 -9.100
IV. CAMBIO TOTAL EN RESERVAS -2.236 613 -12.127 -14.089 -23.500 -30.453
BALANZA TOTAL 12.047 14.537 -2.060 1.769 30.453

 

Fuente: Almanac of China’s Finance and Banking

En 1997 y 1998, según la OCDE, el vigor de la demanda interior y el aumento de la repatriación de beneficios tras los años de inversiones extranjeras directas masivas, debería inducir a una cierta degradación de la balanza de pagos por cuenta corriente, que podría registrar un déficit de un 1% del PIB[62].

China obtiene con regularidad fondos exteriores mediante préstamos del mercado financiero internacional, de los gobiernos extranjeros y de instituciones financieras como el Banco Mundial y el Banco Asiático de Desarrollo, así como créditos de empresas extranjeras[63]. Los bancos han salido al mercado internacional mediante la emisión de obligaciones, pero la deuda externa está altamente controlada la Administración Estatal de Control de Cambios (SAEC). A diferencia de lo que sucedió en Latinoamérica en los ochenta,  China no ha tenido  problemas con la deuda externa.

Cuadro I.1.19. Deuda externa

(millones de dólares)

 

 

 

 

1985

 

 

1988

 

1989

 

1990

 

1991

 

1992

 

1993

 

1994

Deuda total 16.722 42.406 44.847 52.600 60.561 69.320  83.800 83.570
Deuda a largo       plazo 9.963 32.588 37.032 45.779 50.257 58.475 70.254
Deuda a corto        plazo 6.419 8.808 6.907 6.766 10.304 10.845 13.546
   Créditos FMI 340 1.013 908 469 0
Servicio de la deuda (porcentaje de exportaciones) 8,5 8 9

 

Fuente: Almanac of China’s Finance and Banking

 

El deseo de limitar la vulnerabilidad a shocks externos, los superávits comerciales y los flujos de inversión extranjera[64] dieron lugar a que hasta 1992 se acumulasen cerca de 45 mil millones de dólares en reservas (excluyendo el oro), equivalentes a 8 meses de importaciones[65]. Sin embargo, el aumento de las importaciones en 1993 provocó una disminución de las reservas en un 8%. Cuando las exportaciones se dispararon en 1994, las reservas volvieron a crecer rápidamente, alcanzando los 52 mil millones de dólares a finales de 1994, 70 mil millones de dólares en 1995[66] y 105 mil millones de dólares en 1996[67]. Ello ha permitido que, excepto durante 1989-91, cuando el acceso a los mercados extranjeros de capital fue impedido por la situación política tras los acontecimientos de Tiananmen, el desarrollo no ha sido obstaculizado por restricciones de divisas.

Cuadro I.1.20. Reservas internacionales (miles de millones de dólares)

 

1979 1984 1989 1990 1991 1992 1993 1994 1995 1996
Reservas en divisas (dólares USA) 840 8.220 5.550 11.093 21.712 19.443 21.199 51.620 73.597 105.000
En oro (miles de onzas) 12.800 12.670 12.670 12.670 12670 12.670 12.670 12.670 12.670

 

Fuente: Almanac of China’s Finance and Banking

 

 [1] OVERHOLT, William H., China, the next economic superpower, Weidenfeld & Nicolson, London, 1993, p. 18.

[2] THE WORLD BANK, China. Reform and the role of the plan in the 1990s, The World Bank, Whashington, D.C., 1992, p. 57.

 

[3] PAYA, J., Estrategias de negocios en China, ICEX, Madrid, 1996, p. 35.

[4] En la primera mitad de 1997, el crecimiento de las exportaciones se ha acelerado sensiblemente (OCDE, Perspectives Économiques de l’OCDE, OCDE, juin 1997, p. 137.)

 

[5] VERDU, V., China. La superpotencia del siglo que viene, El País Semanal, 25 de mayo de 1997, p. 45.

 

[6] OVERHOLT, William H., China, the next economic superpower, Weidenfeld & Nicolson, London, 1993, p.4.

[7] BUSTELO, P., Hong Kong en el umbral de China: efectos económicos de la integración Boletín ICE Económico, 10 a 16 de marzo de 1997, p. 39.

 

[8] Ver apartado I.1.1.1.1.G.

 

[9] Ver lo relativo a la inversión extranjera directa.

 

[10] THE WORLD BANK China. Reform and the role of the plan in the 1990s, The World Bank, Whashington, D.C., 1992, p. 60.

 

[11] ENTREVISTA A WU YI, MINISTRA DE COMERCIO EXTERIOR Y COOPERACIÓN ECONÓMICA, Estimular a inversionistas foráneos, Beijing Informa nº 12, 19 de marzo de 1996, p. 21

 

[12] Ver apartado I.2.2.1.2.

 

[13] THE WORLD BANK, China: reform and the role of the plan in the 1990s, The World Bank, Whashington, 1992, p. 37.

[14] CHEN KANG, JEFFERSON, G.H. y SINGH, Y., Lessons from China economic reform, Journal of comaparative economics, 1992, 16. p. 201.

 

[15] Ver apartado I.2.2.1.2.

 

[16] AMSDEN, A.H., DONGYI LIU y XIAOMING ZHANG, China’s macroeconomy, environment and altrnative transition model, World Development, ol. 24, nº 2, p. 276.

 

[17] PERKINS, D., Completing China’s move to the market, Journal of Economic Perspectives, Vol. 8, no. 2, Spring 1994, p. 33.

 

 

[18] BUSTELO, P., Hong Kong en el umbral de China: efectos económicos de la integración Boletín ICE Económico, 10 a 16 de marzo de 1997, p. 39.

 

[19] Ver apartado I.1.1.1.2.A.

 

[20] Ver apartado I.1.1.2.3.

 

[21] Ver apartado I.1.1.2.2.

 

[22] PAYA, J., Estrategias de negocios en China, ICEX, Madrid, 1996.

 

[23] PAYA, J., Estrategias de negocios en China, ICEX, Madrid, 1996.

 

[24] ENTREVISTA A WU YI, MINISTRA DE COMERCIO EXTERIOR Y COOPERACIÓN ECONÓMICA, Estimular a inversionistas foráneos, Beijing Informa nº 12, 19 de marzo de 1996, p. 20.

 

[25] BUSTELO, P., Hong Kong en el umbral de China: efectos económicos de la integración Boletín ICE Económico, 10 a 16 de marzo de 1997, p. 39.

 

[26] CAO jiaorui, Technology import and horizontal cooperation, Intertradel, Hong Kong, marzo 1988, p. 5.

 

[27] ENTREVISTA A WU YI, MINISTRA DE COMERCIO EXTERIOR Y COOPERACIÓN ECONÓMICA, Incentivas a inversionistas foráneos, Beijing Informa nº 12, 19 de marzo de 1996, p. 19.

 

[28] BUSTELO, P., Hong Kong en el umbral de China: efectos económicos de la integración Boletín ICE Económico, 10 a 16 de marzo de 1997, p. 39.

 

[29] VERDU, V., China. La superpotencia del siglo que viene, El País Semanal, 25 de mayo de 1997, p. 42.

 

[30] ENTREVISTA A WU YI, MINISTRA DE COMERCIO EXTERIOR Y COOPERACIÓN ECONÓMICA, Incentivas a inversionistas foráneos, Beijing Informa nº 12, 19 de marzo de 1996, p. 19.

 

[31] FORNEY, M., Easy does it, Far Eastern Economic Review, 159, 25 enero 1996, p.45.

[32] OVERHOLT, William H., China, the next economic superpower, Weidenfeld & Nicolson, London, 1993, p. 5.

[33] Ver apartado I.1.1.1.2.C.

 

[34] Ver apartado I.1.1.1.2.A.

 

[35] Ver apartados II.3.1.

 

[36] Ver apartado I.1.1.1.1.G.

 

[37] VERDU, V., China. La superpotencia del siglo que viene, El País Semanal, 25 de mayo de 1997, p. 42.

 

[38] PERKINS, D., Completing China’s move to the market, Journal of Economic Perspectives, Vol. 8, no. 2, Spring 1994, p. 34.

 

[39] Ver apartado I.1.1.1.1.D y E.

 

[40] YUSUF, S., China’s macroeconomic performance and management during transition, Journal of economic perspectives, Volume 8, Number 2, Spring 1994, p. 82.

 

[41] FERNANDEZ LOMMEN, Y., La influencia de Hong Kong en la reforma económica china, Boletín ICE Económico, 9 a 11 de junio de 1997, p. 30.

[42] ENTREVISTA A WU YI, MINISTRA DE COMERCIO EXTERIOR Y COOPERACIÓN ECONÓMICA, Incentivas a inversionistas foráneos, Beijing Informa nº 12, 19 de marzo de 1996, p. 20.

 

[43] ENTREVISTA A WU YI, MINISTRA DE COMERCIO EXTERIOR Y COOPERACIÓN ECONÓMICA, Incentivas a inversionistas foráneos, Beijing Informa nº 12, 19 de marzo de 1996, p. 19.

 

[44]  HONG KONG ANNUAL DIGEST OF STATISTICS, 1995.

 

[45] PERKINS, D., Completing China’s move to the market, Journal of Economic Perspectives, Vol. 8, no. 2, Spring 1994, p. 34.

 

[46] BUSTELO, P., Hong Kong en el umbral de China: efectos económicos de la integración Boletín ICE Económico, 10 a 16 de marzo de 1997, p. 39.

 

[47] ENTREVISTA A WU YI, MINISTRA DE COMERCIO EXTERIOR Y COOPERACIÓN ECONÓMICA, Incentivas a inversionistas foráneos, Beijing Informa nº 12, 19 de marzo de 1996, p. 19.

 

[48] BUSTELO, P., Hong Kong en el umbral de China: efectos económicos de la integración Boletín ICE Económico, 10 a 16 de marzo de 1997, p. 39.

 

[49] ENTREVISTA A WU YI, MINISTRA DE COMERCIO EXTERIOR Y COOPERACIÓN ECONÓMICA, Estimular a inversionistas foráneos, Beijing Informa nº 12, 19 de marzo de 1996, p. 23.

 

[50] LI NING Compañías transnacionales prosperan e China, Beijing Informa nº 12, 19 de marzo de 1996, p. 24.

 

[51] ENTREVISTA A WU YI, MINISTRA DE COMERCIO EXTERIOR Y COOPERACIÓN ECONÓMICA, Incentivas a inversionistas foráneos, Beijing Informa nº 12, 19 de marzo de 1996, p. 19.

 

[52] THE ECONOMIST INTELLIGENCE UNIT, Country profile. China Mongolia, 1996-96, The Economist Intelligence Unit, London, 1996, p. 36.

 

[53] THE WORLD BANK China. Reform and the role of the plan in the 1990s, The World Bank, Whashington, D.C., 1992.

 

[54] YUSUF, S., China’s macroeconomic performance and management during transition, Journal of economic perspectives, Volume 8, Number 2, Spring 1994, p. 73.

 

[55] GOLDSTEIN, C., A lighter shade of red, Far Eastern Economic Review, 28 abril, 1994, p. 79.

[56] THE ECONOMIST INTELLIGENCE UNIT, Country profile. China Mongolia, 1996-96, The Economist Intelligence Unit, London, 1996, p. 36.

 

[57] COMITE DE COOPERACION EMPRESARIAL HISPANO-CHINO, Boletín de noticias, no. 5, 2º trimestre 1996, p. 24.

 

[58] THE ECONOMIST INTELLIGENCE UNIT, Country profile. China Mongolia, 1996-96, The Economist Intelligence Unit, London, 1996, p. 36.

 

[59] OCDE, Perspectives Économiques de l’OCDE, OCDE, juin 1997, p. 137.

 

[60] COMITE DE COOPERACION EMPRESARIAL HISPANO-CHINO, Boletín de noticias, no. 5, 2º trimestre 1996, p. 24.

 

[61] OCDE, Perspectives Économiques de l’OCDE, OCDE, juin 1997, p. 137.

 

[62] OCDE, Perspectives Économiques de l’OCDE, OCDE, juin 1997, p. 136.

 

[63] WHITE, G., Riding the tiger. The politics of economic reform in post-Mao China, Stanford University Press, Stanford, 1993, p. 58.

[64] COMITE DE COOPERACION EMPRESARIAL HISPANO-CHINO, Disminución de la inflación en China, Boletín de Noticias nº 5,Comité de Cooperación Empresarial Hispano Chino, Consejo Superior de Cámaras de Comercio, Segundo trimestre de 1996, p. 5.

 

[65] YUSUF, S., China’s macroeconomic performance and management during transition, Journal of economic perspectives, Volume 8, Number 2, Spring 1994, p. 73.

 

[66] THE ECONOMIST INTELLIGENCE UNIT, Country profile. China Mongolia, 1996-96, The Economist Intelligence Unit, London, 1996, p. 39.

 

[67] VERDU, V., China. La superpotencia del siglo que viene, El País Semanal, 25 de mayo de 1997, p. 50.

 

                                             D. INFLACION Y DINERO