varios idiomas

Si estás pensando en invertir algo de tiempo estudiando inglés, francés o chino, ya deberías ser consciente del increíble efecto positivo que esto tendrá para tu mente. Esta experiencia puede cambiarte radicalmente.

Cada vez más investigadores confirman que la gente que habla más de un idioma cuenta con un pensamiento más flexible y desarrollado. Estas personas pueden encontrar métodos más razonables para resolver problemas de forma creativa, además de ser capaces de controlar mejor sus emociones y sentimientos.

En el momento en que somos capaces de hablar con extranjeros en su idioma de forma sencilla, podemos también percibir el mundo de una forma diferente que, para ellos, resulta peculiar. Contamos con la importancia y el valor de nuevas perspectivas. De repente, empezamos a ver cosas que no están al alcance de otros. Un idioma es un mundo completo, otro universo con sus propias reglas, tiempos, con sus colores y percepciones.

Las personas que hablan más de un idioma absorben la información más rápidamente y encuentran soluciones con más frecuencia.

El New York Times se hizo eco de varios estudios llevados a cabo por gente de todas las edades, y todos se centran en cómo aprender un nuevo idioma mejora la actividad cerebral.

Varias investigaciones de la Academia Nacional de Ciencias de los Estados Unidos revelan mayores habilidades cognitivas en niños de siete meses a quienes sus padres les hablan en varios idiomas. Los niños criados con padres de diferentes nacionalidades tienen un desarrollo más rápido, estudian mejor y logran adaptarse mejor a nuevas circunstancias.

Otro estudio en el que tomaron parte más de 40 personas bilingües de edad avanzada muestra que el conocimiento de dos idiomas retarda el envejecimiento cerebral y la aparición de Alzhéimer.

Los científicos explican este fenómeno de la siguiente forma: el cerebro es un músculo, y el aprendizaje de una nueva extranjera y su uso periódico en la vida cotidiana constituye un ejercicio excelente para él. Cuanto más aprendes, más flexible es tu cerebro, y más logra conservar su frescura.

Si puedes pensar en dos idiomas, esto te permite tener una percepción más allá de lo establecido.

La revista científica Psychology Today recoge que el conocimiento de un segundo idioma ayuda a encontrar soluciones más fácil y rápidamente a los problemas que implican tareas intelectualmente complejas, así como emplear un proceso creativo.

El conocimiento de varios idiomas también nos lleva a una mejor comprensión de nosotros mismos. Y, por supuesto, al final nos hace ser más libres y seguros de nosotros mismos.

Cualquier persona que utilice dos idiomas conoce la importancia y el valor de esta capacidad.

¡Conviértete en uno de ellos!

Fuente de la imagen