Español e italiano, primos lejanos

Español e italiano

Para la mayoría de la gente, el español e italiano parecen y suenan similares. ¿Pero cuán similares son realmente?

La semejanza léxica entre el español y el italiano es más del 80%. Esto significa que 4 de cada 5 palabras de ambas lenguas son similares entre sí, pero no significa que ambas sean necesariamente inteligibles mutuamente para los hablantes nativos, debido a diferencias adicionales en la pronunciación y la gramática.

Desde mi experiencia observando a los españoles y a los italianos hablar en sus respectivos idiomas, es posible que tengan una conversación mutuamente inteligible si hablan con claridad.

 

Los orígenes del español y del italiano

El español y el italiano son lenguas romances. Eso significa que ambas derivan del latín que era la lengua del imperio romano. Con el derrumbamiento del imperio romano alrededor del siglo V, los países independientes que surgieron tras la caída del imperio comenzaron a desarrollar los idiomas romances por separado, que se convirtieron en los antepasados de los idiomas romances modernos. Estas lenguas modernas incluyen el catalán (hablado en la región del norte de España en torno a Barcelona), el francés, el italiano, el portugués y el rumano.

 

 

Además, con el tiempo los dialectos del latín vulgar comenzaron a formarse en algunos de los territorios romanos. Hoy en día, mientras que un gran número de estos dialectos todavía está en uso, por razones políticas sólo hay un puñado de grandes lenguas derivadas que están cerca en términos de gramática y vocabulario. Todas estas lenguas son mutuamente inteligibles hasta un cierto punto gracias a sus orígenes comunes.

 

 

Clasificación lingüística

Aunque tanto el italiano como el español son idiomas romances, están clasificados como pertenecientes a diferentes subfamilias. Ambos pertenecen a la misma rama italo-occidental de idiomas romances que también incluye francés y portugués. De todos los idiomas romances, el español y el italiano se consideran dos de los más ‘conservadores’, un término usado en este caso para significar que las características del idioma permanecen cerca de las características del latín vulgar. El dialecto sardo de Italia, como se considera por lingüistas, es la lengua de vida más cercana al latín vulgar.

 

 

 

Conclusión

Sin embargo, aunque el español y el italiano tienen una raíz común y se ramifican del mismo “árbol genealógico”, las lenguas son lo suficientemente diferentes como para que no sean mutuamente inteligibles.

Es decir, si sólo hablas español, no entenderás a una persona que sólo habla italiano, aunque es posible que puedas escoger una palabra similar que suene aquí o allá. (Un ejemplo es la palabra agua que es acqua en italiano.) Los idiomas tienen características similares, tal como sustantivos de género que son o masculino o femenino, pero el vocabulario diverge extensamente.

 

 


Loretta Della Ripa

Fuente de la imagen 1
Fuente de la imagen 2
Fuente de la imagen 3
Fuente de la imagen 4
Fuente de la imagen 5
Fuente de la imagen 6